Escritorios e ideas para ordenar tu zona de estudio

Te presentamos sugerencias que, con un poquito de maña, darán un toque personal a tu escritorio. Trabajar y estudiar en estos rincones será un placer.

image
1 de 12
En este escritorio todo tiene su lugar

Tanto para las que se sientan a ordenar papeles, a navegar por Internet o a coser, este mueble auxiliar es un aliado para mantener en orden los clips, las notas o los hilos. Sólo tienes que hacerte con un módulo en madera de pino sin tratar con la disposición que más se adapte a tus necesidades. Búscalo en Bricor, en Ikea o en los centros Leroy Merlin.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Equipa tu escritorio con corchos para tus notas

Refresca la memoria con un rincón donde tengas a mano tus notas. Selecciona varios marcos y coloca en ellos planchas de corcho blanco cortadas a la medida. Juega con el color de las molduras y con la disposición en horizontal o en vertical para crear una composición armoniosa. Escritorio, de El Globo Muebles. La lámpara de pie cromada tipo flexo se vende en Oficios de Ayer.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Organiza los cables en el escritorio

Conecto, desconecto y vuelvo a empezar. ¡Qué trajín nos traemos con el ordenador! Un sinfín de cables alrededor para el disco duro, la impresora, el escáner… y todos por el suelo, pisoteados y llenos de polvo. Para evitar este caos, sujétalos al canto de la mesa con pinzas de papelería. Además, los mantendrán a tu alcance.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Una organización perfecta en el escritorio

¿Quién no se ha encontrado más de una vez con una caja tan bonita que da pena tirarla? Ahora tienes una buena razón para conservarla. Cuando hayas reunido algunas, colócalas dentro de otra de mayor tamaño y poca altura, y crea una escribanía para mantener el orden en el escritorio. ¡Será una pieza única! Flexo cromado, de Aldaba.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un escritorio con sello propio

Una cita, una ciudad emblemática o los nombres de los autores en los que te inspiras cuando escribes. Decora con ellos el escritorio. Necesitarás un pincel fino, pintura acrílica y hacer alarde de tus dotes artísticas. Realiza un boceto, pásalo con lápiz a la superficie y por último repásalo con destreza. Para las letras puedes utilizar plantillas. Escritorio modelo Confections, de Maisons du Monde (289 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Librera extraplana sobre el escritorio

Es la solución para lectores voraces que ya no saben dónde poner las obras. Estos estantes para cuadros, de Ikea, sólo tienen 9 cm de fondo —lo que permite instalarlos en cualquier zona de paso— y un tope en el extremo que impide que los libros se caigan. La única condición es que los volúmenes se deben colocar de frente ¡así aprecias mejor las portadas! Papeles pintados, de Caselio y Casadeco.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Evita los enredos en tu escritorio

Y menos aún si hablamos de cables eléctricos. Más allá de una cuestión estética, el riesgo de que se retuerzan entre sí es que el roce puede pelarlos y provocar un cortocircuito. Para evitarlo, agrúpalos y rodéalos con la espiral de un cuaderno viejo.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Estantería de sobremesa

Práctica y ¡se monta sin clavar ni un solo clavo! Agrupa varias cajas de zapatos, de distintos tamaños, y sujétalas entre sí con pinzas de colores que encontrarás en papelerías. Sobre el escritorio se convierte en un organizador de libros —eso sí, que pesen poco— y papeles. Lámpara, de Oficios de Ayer. Caja amarilla y agenda de piel, de Salvador Bachiller. Figura en forma de pavo real blanco, de Balda.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Una funda para el ordenador portátil muy sexy

Aprovecha aquella mini que tanto te gustaba y ya no te vale para proteger el portátil. Así seguirás disfrutándola a diario. Sólo tienes que coser el bajo para cerrar la falda. Y, si pasas una cinta de color por las trabillas de la cinturilla, podrás ajustar la funda por arriba. En los bolsillos, guarda el ratón y otros accesorios tecno. Agenda y funda de piel, de Salvador Bachiller.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Decora la pared del escritorio con cuadros

Incluso sin láminas, algunos marcos decoran por sí solos. Crea una composición en la pared con diseños de tamaños y estilos diferentes. Mesa, de Oficios de Ayer. Silla, de Ikea. Agendas, de Salvador Bachiller y Ordning & Reda. Papel pintado, de la firma Casadeco.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Recicla muebles para hacerte con un escritorio

Rescata la cuna de los niños y conviértela en escritorio. Forra la base del somier con un papel, coloca una de las barandillas a modo de estante y añade un cristal de seguridad para la tapa. Cuna Gulliver, de Ikea. Flexo, de La Distribuidora. Atril, de Balda. Caja, de Leroy Merlin. Pupitre, de El Globo Muebles.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Portege tus libros con esta estantería

A veces, es preferible ocultar el contenido de las estanterías, bien por una cuestión estética cuando lo que se guarda en ellas es poco atractivo, o porque resulta complicado mantener el interior en orden. Corre un tupido velo con unas cortinas. Estas son de tela vaquera, de Ribes y Casals, con bolsillos y arandelas como cierre. Mesa y mapa, de Oficios de Ayer. Flexo, de La Distribuidora. Globo terráqueo cromado, de Aldaba.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso