Zonas de estudio

Te proponemos soluciones para montar una confortable zona de estudio en la habitación de tus hijos o en otro rincón de la casa. Valora la distribución más adecuada, y cuida su estética y funcionalidad.

image
1 de 10
Borriquetas

Si no quieres la clásica mesa de estudio, sustitúyela por una con borriquetas. Los caballetes están disponibles en diferentes medidas y materiales, y los tableros ya no existen sólo en vidrio templado o DM; hay diseños en los que el cristal va apoyado en una base de madera para formar una valiosa zona de almacén. Caballetes Vika Artur con tablero Glashom (130 e) y estantería Lack, en 0,35 x 0,38 x 1,90 m (69 €). Todo, de Ikea. Silla Louis Ghost, de Kartell (184 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Los últimos diseños

en mesas de borriquetas incorporan una luz bajo el sobre de vidrio para calcar o dibujar como un delineante. Caballetes Artur y tablero Blecket, de Ikea (129 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Bajo la ventana

Saca partido al espacio con una mesa que se ajuste perfectamente a las dimensiones o irregularidades de la estancia. El diseño que encargues debe tener, como mínimo, 70 cm de fondo para alojar las piernas cómodamente y que no choquen contra la pared. Recuerda que la ubicación ideal para la zona de estudio es el espacio que queda bajo la ventana, porque así disfrutará de luz natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Las mesas con cajones

resultan muy práticas, especialmente si en el rincón de estudio no tienes espacio para muchos muebles. Escritorio de VTV, en 1,30 x 0,60 x 0,80 m (788 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Para dos

En este dormitorio, el rincón de trabajo se concibió como un espacio común para dos hermanos. Consta de una gran mesa adosada a la pared, una cajonera que delimita la zona de estudio de cada uno, y una librería. Conjunto de estantería, mesa y cajoneras (2.560 € en Agustín Disseny en Fusta). Sillas Macadam, de Habitat. Material de escritorio, de Konema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Una fórmula para que una librería

de grandes dimensiones resulte más dinámica es alternar estantes con cajones y puertas de distintos colores. Estantería Finn, de Habitat. Mide 1,76 x 0,35 x 1,89 m (1.500 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Diseño a medida

Es la mejor solución para optimizar el espacio y dar con un modelo que se ajuste por completo a las necesidades de cada uno. En este caso, la zona de trabajo está formada por una encimera corrida, situada bajo la ventana, que ocupa toda una pared y que va apoyada sobre un módulo de cajones. Para completar el ambiente, se instalaron dos estantes de pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Para mantener la zona de estudio despejada,

hazte con sillas plegables que puedas guardar en cualquier sitio cuando no las necesites. Sillas de director (29,95 € c/u en Conforama).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En el dormitorio

Si deseas integrar la zona de estudio en otra habitación, procura que las piezas mantengan una unidad decorativa. Escritorio Data 7, de Sancal; mide 1,60 x 0,95 m (469,95 €) y silla Gimlet, de Mobles 114 (382,80 €). Los dos, en Adapty. Flexo Antifoni (22,95 €) y baldas Järpen, de Ikea (19,95 € c/u). Estor confeccionado por Manuel y Benito Lamarca con la tela Ribailagua, de Designers Guild (71 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Los muebles laqueados

en blanco resultan visualmente más ligeros. En las librerías, esta sensación aumenta cuando está distribuida en compartimentos de igual medida, pues ocupan menos volumen óptico. Librería Hensvik de Ikea (69 €). Mide 0,60 x 0,41 x 1,65 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso