Crea un recibidor en un espacio reducido

La realidad es que muchas casas tienen un recibidor con el espacio reducido y sin interés alguno. ¿Cómo decorarlo y hacerlo bien? Con estas ideas, ya no hay excusas.

image
1 de 9
Decora el recibidor con estilo country chic

Con un suelo de losetas hidraúlicas tan espectacular como el de la imagen no se compite y, por eso, los muebles en blanco o en un color neutro, discreto, son un acierto. El pavimento es un valor añadido en la entrada de esta casa de campo, mientras que la consola, con elegantes patas torneadas, y la lámpara de metal, inspirada en las formas de un candelabro, dan un aire más coqueto y refinado al ambiente. Modelo Josephine, con cajón y medidas de 98 x 35 x 80 cm (139 €) y lámpara de metal, con 80 cm de altura (99 €) son de la firma Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Un recibidor clásico renovado

Inspirado en el mueble perchero de hace décadas, este modelo se actualiza con pintura gris. También incorpora un banco para sacar más partido al espacio. Junto a él un espejo entonado y dos coquetos contenedores pintados, en la pared y el suelo, que cumplen la función de cajones multiuso. Mueble similar, en blanco, de PortobelloStreet.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Amuebla el recibidor con una consola semicircular

Un espacio difícil como éste, con un tramo de pared corto entre la puerta y la escalera, se resolvió con una consola semicircular que hace más fluido el paso al no tener esquinas. En blanco, se mimetiza con la pared y con sus bordes desgastados, adquiere un aire natural. A destacar, los grabados orientales con su marco en rojo bermellón, el color de la buena suerte en China, y la alfombra artesanal, que da calidez a la entrada y aporta infinidad de matices en contacto con la luz natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Un recibidor muy femenino

Consigue un recibidor ultrafemenino con espejos y marcos joya y añade una pizca de glamour con un sombrero y otros detalles de tu tocador. Para que destacaran aún más, este ambiente solo se decoró en blanco y azul. A la izquierda, un práctico vaciabolsillos con la balda Ribba, de Ikea (4,99 €). Consola laqueada (240 € en De Corso). Marcos de espejo (desde 21 €); espejo (240 €); lámpara (105 €) y alfombras (85 y 110 €); todo, de Laura Ashley. Busto de hierro, de VTV. Jarrones de latón y joyero mini, de Ábaka. Tortugas de cristal, de Musgo. Papel pintado, de Coordonné (49 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Mantener el orden en el recibidor

La elegancia de este dúo cromático se enriquece con un par de cojines en gris muy femeninos. Una de las puertas abiertas del banco revela su uso: se convirtió en zapatero con baldas de muy poco grosor, para no perder espacio en el interior, y dos contenedores atornillados a la puerta. Perchero Evita, de House Doctor (50,40 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Un recibidor de líneas depuradas

Para este recibidor en ángulo se encontró la consola perfecta, por color y medidas. Destaca su diseño ligero, que no recarga la zona, reducida y con el arranque de la escalera tan próximo. Con su cajonera suspendida ofrece un almacenaje extra, y acompañada por un estor, unas cajitas y dos grabados forma un conjunto armónico. Consola, diseño de Mónica Armani, en Muebles San José. Grabados, firmados por Jan Hendrix, en La Caja Negra. Estor enrollable, de Bandalux.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Recibidor decorado con piezas únicas

Rastrear en almonedas, anticuarios y desembalajes hasta dar con ese mueble tan especial tiene su recompensa: un recibidor personal y exclusivo. Junto al aparador danés en madera de roble y el par de taburetes de los años 60, un mix de jarrones de cristal verde de diferentes formas y alturas, que dinamiza el ambiente. Los ramilletes de mimosas ponen el toque de frescura. Aparador (500 €) y taburetes, de El Atelier de Argensola. Jarrones, de Ikea y BoConcept (desde 6,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Un recibidor decorado al detalle

La lámpara sinuosa y el espejo vintage aportan todo su brillo a una cómoda de madera oscura y envejecida. La mezcla de materiales cristalinos con objetos porosos y mates es una lección de estilo. Una idea de la decoradora Beatriz Silveira para que el mueble principal de un recibidor, ya sea una consola o una cómoda, recupere su protagonismo. Cómoda y lámpara, de Batik Interiores. Cajas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Un recibidor romántico y con encanto

La clave para crear un ambiente tan cálido en este recibidor es la mezcla del color crema, ultrasuave y elegante, con pinceladas amarillo camomila, alegre y vital. Sobre la consola, un espejo con marco en marfil vintage y un jarrón con soberbias hortensias. La lámpara de techo, con hojas de metal en crema dorado, eleva el nivel decorativo. Consola Bramley, de teca; mide 1 x 0,35 x 0,85 m (825 €); espejo Olivia (480 €); lámpara Mischa (140 €); estor Bacall (40 €/m) y papel Draycott (51 €/rollo). Todo, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso