Gana sensación de amplitud con los espejos

Los espejos pueden ser protagonistas de un ambiente, si se eligen y sitúan bien, con criterio práctico y decorativo. Los de grandes dimensiones, especialmente, se convierten en elementos clave para transformar el espacio.

image
1 de 5
En este dormitorio,

el pilar que marca el paso entre el cuarto de baño y la zona de descanso se revistió con espejo. Con esta idea, este elemento constructivo imposible de eliminar se hace más funcional, ya que es un espejo de pie que no ocupa un espacio extra y que, además, consigue integrar el pilar en la decoración. También en la pared del lavabo se colocaron dos espejos en ángulo, de manera que este reducido espacio se multiplica visualmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Dos espejos colocados en sentido horizontal

amplían visualmente la zona de estar y multiplican la luminosidad. Los espejos reflejan los muebles y las paredes del salón y logran dar más amplitud visual a este ambiente, además de potenciar la luz natural y artificial. También se eligieron con criterio decorativo: formar una composición horizontal, junto con el mueble bajo, en la que el espejo inferior crea un bonito efecto visual al duplicar los complementos colocados delante de él. Decoración y muebles, de Pedro Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
En el baño,

con un armario que tenga puertas de espejo solucionarás la falta de espacio. Encárgalo a medida para sacar el máximo partido. En este caso, el frente de lavabo está entre dos paredes y colocar un espejo de lado a lado sería la solución más habitual. Sin embargo, aquí se supo aprovechar mejor esa pared con un armario con puertas de espejo; tiene poco fondo, el justo para los artículos de aseo, pero gran capacidad porque ocupa todo el frente de lavabo y llega al techo. Es una idea de la decoradora Itzíar Echebarría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Con un espejo de grandes dimensiones

ampliarás visualmente el espacio; pero ¿dónde colocarlo? En este dormitorio se situó en el tramo de pared entre dos ventanales y fue un acierto por dos razones: en primer lugar, porque situar ahí una cómoda o un tocador hubiera supuesto un estorbo en la circulación, y además, porque el espejo y los ventanales forman una composición decorativa y equilibrada, ya que los tres tienen las mismas proporciones. El espejo, de Mis Queridos Muebles, refleja parte de un tabique que separa la zona de descanso y un vestidor. Decoración, de Inma Barata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Si eliges puertas de espejo para los armarios,

ganarás profundidad visual en la habitación. Fíjate bien en esta foto: se trata de un frente de armarios, con las puertas de espejo, donde se ve reflejado otro armario, también con puertas de espejo. De esta manera, quien se coloque en medio de este pequeño vestidor, se podrá ver de cuerpo entero desde todos los ángulos. Un truco óptico que, además, multiplica hasta el infinito el espacio y lo inunda de luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso