Saca partido al recibidor

La escasez de metros o la falta de luz son problemas habituales en los recibidores. Sigue estas propuestas para hacer del tuyo un espacio bien decorado, con soluciones que te ayudarán a sacarle el máximo partido.

image
1 de 12
Abierto

Si la puerta principal de tu casa da directamente al salón, crea un pequeño recibidor con un murete de media altura. Instala unos estores para diferenciar los dos ambientes cuando lo necesites. También puedes sustituir el murete por un biombo o por una estantería sin trasera. Papel y tapicería, de KA International. Estores, de Ikea.

2 de 12
Diseños prácticos

Cuando el espacio es un problema, y no es posible colocar más de un mueble, es importante buscar una pieza con un diseño ligero y funcional. Lo ideal es que tenga poco fondo y el frente abierto; pero, además, conviene que cuente con zonas de almacén, unos cajones en la parte superior y una repisa inferior en la que puedas colocar alguna cesta serán suficientes. Consola, de Casa y Campo. Cuadro, de Brocar. Cesto, de Ikea.

3 de 12
Si vas a poner una librería,

elígela de forja o de madera decapada en blanco; son visualmente más ligeras. Estantería El Globo Muebles.

4 de 12
¿Te gustan los muebles de madera oscura?

Procura que sean de líneas depuradas. Consola en La Trastienda de We.

5 de 12
Detalles

Aprovecha las paredes con un práctico estante con perchas. Éste es de Sia. Coloca una banqueta pegada a la pared. Banco en Antaño Decoración.

6 de 12
Instala un espejo

para ampliar visualmente el espacio. Espejo Venna de Ikea.

7 de 12
Sin puertas de paso

Los pasillos largos, estrechos y con muchas puertas son difíciles de decorar. Una buena opción es prescindir de puertas entre el recibidor y el pasillo; así se crea una continuidad que agranda visualmente ambos espacios. Así se hizo en este ambiente, en el que, además, al carecer de luz natural, las paredes se pintaron en blanco y se colocó un gran espejo para reflejar la luz que proviene del salón. Es una idea de Cristina Larrañaga.

8 de 12
Utiliza cajas

de diferentes tamaños para dejar las llaves, gafas, etc. Cajas Lilas en cuero, de venta en Habitat.

9 de 12
¿Necesitas más espacio de almacén?

Sustituye el clásico banco por un baúl en el que puedas almacenar zapatos, bolsos, jerséis gruesos… Baúl en la tienda Antaño Decoración.

10 de 12
Con consola

Estudia muy bien las dimensiones de tu recibidor para lograr un espacio cómodo. Deberás medir también los muebles y valorar muy bien dónde vas a colocarlos con el fin de conseguir una zona de paso despejada. La solución más socorrida es elegir piezas de poca profundidad, como una repisa o una consola que, a ser posible, vayan adosadas a la pared. Recibidor decorado por la interiorista Anna Profitós, del estudio Deu i Deu.

11 de 12
Baldas.

En recibidores pequeños, una balda será suficiente para dejar cartas y llaves. Arriba: estantede madera en Abaka. Abajo: Una estantería con compartimentos idénticos te ayudará a potenciar la sensación de orden. Estante de Ikea, en 1,18 m de largo.

12 de 12
Si tu recibidor no es muy grande,

elige muebles y tapicerías en los mismos tonos que los revestimientos. Banco en Musgo. Cojines, de venta en Abaka.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso