Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Recibidores a la última: para entrar con buen pie

Es la tarjeta de presentación de tu casa, por eso has de cuidarlo con mimo y elegir bien las piezas que lo conforman: espejo, consola, lámpara... Cada espacio, alargado, cuadrado..., sea independiente o no, requiere un tipo de decoración. Vamos a contarte cómo acertar con esta estancia tan importante. ¡Adelante!

DR
1 de 12
Sin espejo

Sí, es posible crear un recibidor sin espejo, o con el espejo en otra pared que no sea "la principal". Es decir, ¿qué te parece un espejo de cuerpo entero a un lado y al otro un conjunto como el de la imagen? A nosotros, perfecto. Se trata de una composición muy moderna, con líneas muy puras y un concepto un tanto minimalista, sobrio. A un lado de la consola, la lámpara, de pie y metálica, un toque muy original que huye de la clásica lámpara de mesa –modelo Rina (99 €)–; al otro, una silla en lugar de perchero para dejar el bolso, el abrigo... Es el modelo Wendy (69 €), también de corte minimalista, de haya y tapizada en gris. Como elementos decorativos, serán suficientes unas fotos –en la imagen tienes portafotos de distintas medidas (desde 3,95 €)– y alguna vela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Muy natural

En el centro del conjunto, una consola de madera maciza, fuerte pero ligera. En la imagen tienes el modelo Nelly (295 €), de acabado natural y con un cajón, que puede serte muy práctico para guardar llaves, guantes, la cartera... Es decir, para vaciar los bolsillos al llegar a casa. Su carácter nórdico le da un plus a su atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Una idea innovadora

¿Una idea rompedora? Pon un par de jarrones en el suelo, bajo la consola. Así no dejarás ese espacio "en blanco", solo con la pared. No interrumpen el paso y quedan fenomenal. Eso sí, mejor si son sencillos, sin estampados. En la imagen tienes el modelo Porto (29,95 €) de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Con cuadros

Moderno y con mucho arte. Si no quieres un recibidor clásico –de consola y lámpara–, apunta esta idea: un banco bajo para "soltar" las cosas al llegar y varios cuadros en la pared. Eso sí, el conjunto ha de tener una coherencia. En el caso de la imagen, se opta por cuadros de distintos tamaños pero todos en blanco y negro para que el resultado final tenga armonía y no resulte recargado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un banco original

El banco, de roble, es el modelo Nora de El Corte Inglés (165 €). Mullido y cómodo, su combinación de materiales lo hace original y distinguido, una pieza que habla por sí sola y que te resultará muy práctica para dejar el bolso o lo que lleves en las manos al llegar a casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Libera tu creatividad

Se trata de que pongas muchos y que los pongas como quieras; puedes variar los marcos y los tamaños pero has de mantener la línea. Queda fenomenal una combinación de cuadros con motivos en blanco y negro. En este ejemplo, se opta por la arquitectura. Encontrarás estos modelos y otros del mismo estilo en El Corte Inglés a varios precios. Cuadro del Empire State; Edificio Chrysler y Puente de Manhattan (49,95 € cada uno)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Con una cómoda

Sí, con una cómoda o mueble con cajones en lugar de consola. Es una pieza que, además de bonita, puede serte muy útil para almacenar cosas. Eso sí, esta opción sólo es válida si tienes espacio suficiente y un recibidor luminoso. Opta por un mueble claro, de madera, como el de la imagen (645 €) con varios cajones, que pueden servirte de apoyo para el orden en casa –ahí puedes guardar bufandas, guantes, gorros..– y para vaciar los bolsillos al llegar –deja uno de los de arriba para las llaves, cartera...–.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
¡Qué original!

Y, como lo funcional no está reñido con el buen gusto, decora tu recibidor con criterio y compensa el aire clásico de la cómoda con un espejo rompedor –el de la foto es el modelo Belmont (69 €), con un marco realizado con varillas de hierro entrelazadas– y original. De El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Detalles únicos

Y dale aire decorando la parte superior con un estilo minimalista. Bastarán dos o tres jarrones lisos, de líneas puras, sin flores o con "leves ramitas". En la imagen tienes un florero de vidrio reciclado, de boquilla estrecha y forma redonda, lleno de encanto y frescura. Modelo Mikonos de El Corte Inglés (15,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Con un sillón

Si tienes espacio, es una excelente manera de dar la bienvenida a tu hogar: un recibidor con sillón. Eso sí, debe tener "cierta ligereza" y mucha distinción. En la imagen tienes un sillón de piel –modelo State (795 €)– con patas de madera, para no "cargar" demasiado el espacio, elegante y sofisticado, para dejar el bolso al entrar o esperar "sentado" a tu pareja cuando vais a salir. ¿El colmo de lo auténtico? Una cesta en el suelo (desde 24,95 €) para poner revistas, los cojines del sillón... lo que quieras. Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Una pieza distinguida

Si apuestas por un recibidor a lo grande, con sillón incluido, no te quedes atrás con el espejo. En la imagen tienes el modelo Robin (249 €), una pieza muy auténtica por el sencillo filo dorado y el original colgador que incluye. Elegante pero moderno. De El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Una consola sencilla

Eso sí, con piezas de tanta presencia como el sillón y el espejo, has de optar por una consola sencilla de madera, con líneas rectas y sin apenas ornamento. En la imagen tienes el modelo Calia (295 €), de roble, que encontrarás en El Corte Inglés. Tampoco la recargues mucho; bastará con un par de jarrones sencillos y una lámpara discreta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso