17 formas de disimular un pasillo largo y estrecho

Sigue estos consejos y pasará de ser un espacio interminablemente aburrido a ser una pasarela hacia el éxito. Hay luz al final del túnel...

image
Hearst Spain
1 de 18
¿Hay alguien ahí?

¿Tu pasillo es tan largo, estrecho y deprimente que parece que en cualquier momento van a aparecer estos angelitos para invitarte a jugar con ellas? No te preocupes. Te damos 17 consejos (con y sin obras) para que esto cambie.

2 de 18
Juega con los colores

Los techos altos son una bendición inmobiliaria (salvo en un pasillo estrecho, porque consiguen hacerlo todavía más angosto). Si este es tu caso, pinta el techo y la pared del fondo de un color más oscuro que los laterales. Conseguirás ensancharlo visualmente.

3 de 18
De cara a la galería

En este ejemplo, además de pintar el techo de negro, acercándolo visualmente, se instaló una balda para exponer cuadros y distraer los ojos mientras recorres el pasillo.

4 de 18
Di no a la monotonía

Sabemos que la simetría te gusta mucho, pero colocar los cuadros así en un pasillo solo logrará hacerlo más aburrido. Deja volar tu imaginación y experimenta con formatos, tamaños, alturas y colores.

5 de 18
Gana espacio

Por todos es sabido que un espejo es un gran aliado para ganar (visualmente) espacio. Pruébalo también en el pasillo cubriendo una de las paredes por completo con uno de ellos.

6 de 18
Versión lowcost

Si no puedes permitirte un espejo tan grande, otros más pequeños colocados en cuarterones con listones de madera lograrán el mismo efecto.

7 de 18
Divide y vencerás

Lo importante a la hora de decorar un pasillo alargado es cortarlo visualmente. Por este motivo, si vas a colocar una alfombra, procura que no cubra todo el suelo (es decir, nada de encargar estas alfombras que se venden por metros).

8 de 18
Contemplar el paisaje

Este pasillo es un muy buen ejemplo de cómo puede transformarse un espacio en principio aburrido en el más interesante de la casa. Un papel pintado con el motivo de un bosque y unas golondrinas de cerámica colgadas de la pared y del techo han logrado llenar de encanto este pasillo.

9 de 18
Salir por la tangente

Una alfombra con un estampado divertido y llamativo aportará dinamismo a un pasillo interminable.

10 de 18
Une los puntos

También puedes probar a poner alfombras más pequeñas redondas. Dividirán visualmente el espacio y las líneas curvas lo harán menos monótono.

11 de 18
Librería

¿Quieres aprovechar unos centímetros del pasillo para instalar una estantería pero tienes miedo de que quede aún más estrecho? Una ventana interior hacia una de las estancias adyacentes evitará que se produzca este efecto claustrofóbico.

12 de 18
Piensa en verde

Nos encanta esta idea tan poco convencional para un pasillo: un jardín interior. Si te enimas, asegúrate de aislar bien el suelo para que no haya infiltraciones de agua y de elegir especies resistentes a la falta de luz.

13 de 18
Dale otro uso

En ocasiones, el principal problema de los pasillos es que solo sirven como zona de paso, lo que los hace muy aburridos. Pon un banco y crea un pequeño rincón de descanso.

14 de 18
Paredes de cristal

Si, además de estrecho, tu pasillo es oscuro, tira uno de sus tabiques y sustitúyelo por un cerramiento de cristal. ¡Hágase la luz!

15 de 18
Por la puerta grande

Otra forma de acortar visualmente un pasillo largo es ampliar las puertas de acceso de las habitaciones a las que conduce.

16 de 18
A modo de biombo

Si lo de las paredes transparentes no te convence porque necesitas intimidad, prueba con un panel de cristal traslúcido.

17 de 18
De quita y pon

Sustituye las puertas tradicionales por unas correderas que ocupen toda la pared. Una buena solución para abrir o cerrar el pasillo a tu antojo.

18 de 18
A ras de suelo

Un mosaico de azulejos con patrones interesantes dará dinamismo al suelo y lo dividirá en distintas zonas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso