La guía definitiva para decorar el recibidor

Estas son las piezas que debe tener todo recibidor para estar completo. Además te damos algunas ideas para adaptarlas a espacios de todos los tamaños.

image
Hearst Spain
Funcionalidad por encima de todo

Sí, ya sabemos que el recibidor es la primera impresión que se llevará la gente de tu hogar y que hay que cuidar su decoración. Pero lo más importante de todo es que sea la perfecta base de operaciones al salir y al llegar a casa. Por este motivo vamos a ver los siete elementos que nunca pueden faltar y cómo encajarlos en los espacios más pequeños.

1 de 17
Una consola

Es el principal elemento en un recibidor. El lugar que mejor nos servirá de apoyo al llegar a casa y en el que podremos guardar los elementos que necesitamos tener siempre a mano.

2 de 17
Con más capacidad

Aunque el elemento clásico son las consolas, utilizar otro tipo de muebles con cajones nos dará más espacio de almacenaje.

3 de 17
Una balda

Si contamos con un espacio reducido y no queremos recargarlo, una sencilla balda puede servirnos.

4 de 17
Un miniescritorio

Otra buena idea es colocar un escritorio pequeño, que será perfecto para ordenar las cartas o para emplearlo como zona de estudio extra ocasionalmente.

5 de 17
Un vaciabolsillos

Una caja, un cenicero o un vaciabolsillos en el que dejar las llaves y la cartera nos ayudará a no salir de casa sin ellos.

6 de 17
Una lámpara

De techo, de mesa o unos apliques, pero siempre tienen que ser sencillas de encender.

7 de 17
Un armario

Para guardar abrigos, zapatos, paraguas, gorros, guantes o bufandas y para ayudarnos a transitar entre el look de calle y el look casero. Lo ideal es contar con un armario empotrado, pero si no tienes espacio, aquí van algunas alternativas...

8 de 17
De una pieza

Este tipo de muebles está pensado para un recibidor y son muy completo. Sus percheros, cajones y baldas son perfectos para ordenar tu ropa.

9 de 17
Por partes

Otra buena idea es "deconstruir" el armario. Es decir, hacernos con baldas, cestos, ganchos de pared, zapateros y componer nuestro propio sistema de almacenaje para ropa. Adaptado 100% a ti y a tu espacio.

10 de 17
Para los más pequeños

Colocar un perchero a su altura es la mejor forma de empezar a enseñarle a prestar atención a sus cosas y a ordenarlas.

11 de 17
A medida

Un mueble a medida siempre es la mejor solución para aprovechar un espacio pequeño. Si tu recibidor cuenta con un hueco difícil de amueblar, contacta con un buen carpintero y diseña tú mismo un sistema de almacenaje.

12 de 17
Un asiento

Un lugar en el que poder sentarnos para calzarnos y descalzarnos es de gran utilidad en un recibidor.

13 de 17
Dos en uno

Sácale el máximo partido al espacio con un banco de madera que cuente con espacio de almacenaje.

14 de 17
Pequeño, pero matón

Si tu entrada es muy pequeña, un simple taburete, que puedes ocultar bajo una consola, será más que suficiente.

15 de 17
Una alfombra

Al llegar a casa y quitarnos los zapatos, agradeceremos contar con una superficie mullida en la que descansar nuestros pies y que nos evite pisar el suelo frío.

16 de 17
Un espejo

Un último vistazo para ver si estamos perfectos antes de salir de casa es esencial. Coloca un espejo en la entrada para poder hacerlo justo antes de dejar tu hogar. Además de funcional, un espejo te ayudará a multiplicar visualmente el espacio del recibidor, ya que normalmente suele ser bastante reducidos.

17 de 17
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso