Cómo decorar el recibidor de una casa pequeña

Si tienes una casa pequeña, te damos las claves para decorar el recibidor y dejar a todos con la boca abierta.


    La idea de tener un recibidor en una casa pequeña parece más a una ilusión que a una realidad. Lo mismo podemos decir si vives en un estudio, ya que, nada más abrir la puerta, te topas cara a cara con el salón. Para darle ambiente a este espacio de entrada al hogar, queremos presentarte algunas ideas de decoración para el recibidor.

    ¿Por qué decorar el recibidor?

    Generalmente, solemos dejar en un segundo plano el diseño de esta estancia cuando, en realidad, es el preámbulo de la decoración que nos encontraremos en la casa. Sea cual sea el tamaño de tu hogar, siempre hay una forma de decorar el recibidor. Al fin y al cabo, existen numerosas alternativas para lograr una estética agradable y distendida.

    No importa si tienes un hall amplio o si no cuentas con un espacio como tal, aunque la puerta de entrada de paso directamente al pasillo, siempre puedes decorar un pequeño recibidor. ¿La clave? Pintarlo de blanco y no recargarlo con muebles oscuros; de esta forma, parecerá más amplio y luminoso. Este truco sirve para cualquier parte de la casa, pero en la entrada es, sin lugar a dudas, todo un acierto.

    Hay que destacar que, en realidad, la entrada a tu casa habla mucho de ti y de tu personalidad. Es el lugar donde recibimos a los invitados y la primera estancia en la que nos encontramos nada más entrar al domicilio. Por esta razón, tienes la oportunidad de conocer diferentes formas de decorar bonitos recibidores.

    Iluminación y orden en el recibidor

    Un aspecto fundamental es el orden. Es la primera impresión que se tiene de la casa, de ahí que sea muy importante hacer una carta de presentación decente de lo que somos y lo que uno se puede esperar en el interior. Por eso, te recomendamos mantener el orden visual en tu recibidor.

    Por otro lado, ¿cómo se debe iluminar el recibidor? Aunque es un espacio donde no realizas ninguna actividad, es una zona de paso muy frecuentada. En este sentido, vas a necesitar una buena iluminación para verificar que llevas todo lo que necesitas al salir. Los recibidores suelen ser estancias pequeñas y oscuras, de tal manera que se pueden combinar una bonita lámpara de techo con apliques de pared para evitar sombras y, a su vez, pantallas de color para dar luz y calidez a la habitación.

    Revisa la decoración del recibidor

    Te proponemos darle una vuelta —o las que hagan falta— a la decoración de tu recibidor. Olvida la fórmula tradicional, imagínalo vacío y con las paredes en blanco y piensa en él como un espacio alegre, con personalidad y carácter. Seguro que piensas en algún color que te gustaría ver allí o un tipo de mueble concreto.

    Los recibidores con look arty tienen cada vez más presencia en los hogares. Esto se debe a la buena presencia que muestran y al fabuloso carácter innovador que transmiten. Nos hace sentir como personas que cuidamos hasta el más mínimo detalle y que queremos estar a la última en interiorismo.

    En definitiva, un recibidor bonito y bien equipado se puede lograr, básicamente, a través de imaginación y creatividad. Para que te inspires, te mostramos a continuación algunas ideas y propuestas para un recibidor pequeño.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Raw
    Hearst

    La estética raw aboga por mostrar los materiales al desnudo, con sus imperfecciones naturales, ¡y a nosotros nos encanta! Mira qué recibidor tan personal gracias al banco de madera bajo el que reposan los zapatos. Se consigue un diseño propio de los recibidores para renovar una casa de campo.

    2
    Recibidor blanco minimalista
    Hearst

    ¡Qué ingenioso! Una balda que actúa a su vez como perchero gracias a los ganchos que cuelgan de ella, y un coqueto taburete en blanco junto al zapatero. Si el espacio te lo permite, añade una pequeña alfombra... ¡y listo! Ya tienes tu recibidor de ensueño.

    3
    Funcional
    Hearst

    Otro ejemplo maestro sobre cómo aprovechar una esquina. En este caso, el banco se hizo con palés de madera, y el resto de elementos lo componen los percheros con aspecto de pomo, y un impresionante árbol que nace de un cubo de metal.

    4
    A lo largo
    Hearst

    ¿No sabes cómo decorar el recibidor? Los muebles estrechos y alargados harán que el techo de tu recibidor parezca más alto, y por tanto, más amplio. Eso sí, no te olvides de darle siempre un toque deco que se encargue de alegrar la zona. ¿Te contamos un secreto? Las plantas nunca fallan.

    5
    Aires green
    Hearst

    ¡Deja que tu pasión por las plantas se note desde la entrada de casa! Un mueble zapatero de madera te dará el espacio de almacenaje que necesitas para aprovechar al máximo los metros cuadrados del recibidor; y para que la zona no resulte nada sosa, decóralo con varias macetas, jarroncitos y platos decorativos. Otro consejo es que añadas un espejo a la pared, de esta forma engañarás al ojo y parecerá que el espacio es mayor.

    6
    Saca partido a las esquinas
    Hearst

    Muchas veces (casi siempre) pasamos por alto el poder de las esquinas. Y es que si tu recibidor es pequeño, no hay mejor manera de darle vida que eligiendo muebles que se adapten a la estructura (y no al revés).

    Fíjate en todo lo que puedes conseguir: un banco donde sentarte para descalzarte cómodamente, espacio de almacenaje, percheros, un paragüero, y hasta un rincón para añadir detalles deco.

    7
    Espacios reducidos
    Hearst

    En esta casa, el recibidor se limita a un tabique junto a la puerta. ¿Cómo se aprovechó este pequeño rincón? Con un mueble flotante en color blanco decorado con plantas, un espejo alargado sobre la pared, un mini perchero, y un puf de punto en el suelo que otorga mucha calidez.

    Encontrarás un puf similar en IKEA por 69 €.

    8
    Recibidor pequeño y estrecho
    Hearst

    Arriba, una estantería con huecos de almacenaje. Abajo, tres percheros para colgar bolsos y mochilas. Y para rematar, un cuadro a todo color que ayuda a destacar el área. ¿Ves qué sencillo?

    9
    Campestre
    Hearst

    Si siempre has querido vivir en la casa de la pradera, ha llegado el momento de cumplir tu sueño, ¡porque no necesitas un recibidor gigante para lograr ese estilo campestre tan irresistible! Hazte con un banco de madera, y coloca varios percheros a diferentes alturas en la pared. Ahora, solo te queda colgar tus bolsos y sombreros de mimbre y rafia favoritos. La mejor manera de ordenar entradas y pasillos.

    10
    Nórdico
    Hearst

    Si cuentas con un pequeño rincón y quieres aprovechar al máximo cada centímetro de la pared, crea un collage de fotos o ilustraciones en posición vertical, y deja la zona inferior para colocar un aparador o un mueble auxiliar donde puedas guardar tus objetos personales. También puedes utilizarlo únicamente como elemento decorativo, valiéndote de cestas y plantas. La decisión es solo tuya.

    Consigue un mueble similar en Maisons du Monde.

    11
    Con charme
    Hearst

    Para ganar encanto en el recibidor, basta con que elijas las piezas adecuadas. Un perchero con ganchos dorados, un banco de madera bonito, unas cestas con un estampado coqueto, una planta con un jarrón que la haga destacar... 😉

    12
    Rústico
    Hearst

    ¿Te gusta el efecto ''casa de pueblo''? Apunta los trucos para conseguirlo: madera envejecida, tonos blancos, paredes laminadas, mimbre, yute, rafia...

    Consigue un banco similar en Maisons du Monde por 269,00 €.

    13
    Fresh
    Hearst

    Si buscas un recibidor distinto y, sobre todo, muy fresco, atrévete a jugar con los colores de la pared. Los tonos empolvados combinados con el blanco, son ideales para ganar dulzura pero también frescor, y quedan estupendos con materiales como la madera o las fibras naturales.

    14
    Familiar
    Hearst

    La familia es lo más importante, por eso es normal que quieras tenerla presente desde el momento en que entras en casa. En este recibidor, la balda superior se decoró con fotos en blanco y negro, y el perchero se utiliza a la vez por papis y peques. ¡No habrá zona más bonita!

    15
    Vintage
    Hearst

    Siempre has dicho que naciste en la época equivocada, y que te sentirías como pez en el agua en los años cincuenta o los sesenta. Bien, este es el momento de sacar a relucir tu alma retro decorando el recibidor con muebles de segunda mano y piezas icónicas, como un teléfono antiguo.

    16
    Clásico
    Hearst

    Hemos hecho un repaso por todos los estilos deco, pero no habíamos pasado aún por el clásico. Si quieres recrearlo, opta por un aparador de madera y añade objetos decorativos sobrios, como algún portafotos, un reloj de mesa o pared, o un espejo.

    Consigue un reloj similar en El Corte Inglés por 72 €.

    17
    Chic
    Hearst

    Tonos blancos, cremas, beiges, nudes... Todos ellos concebirán un rincón muy femenino y chic en el recibidor, pero la clave está en añadir detalles dorados, un toque de fibras naturales que relajen el ambiente, y unas flores que reluzcan por sí solas.

    18
    Glam
    Hearst

    En este recibidor, la estantería compuesta por bloques dorados es, sin duda, la principal protagonista. Una forma perfecta de generar un ambiente con carácter, aprovechando la altura de las paredes. ¿Lo bueno? Que puedes lograr el mismo acabado fácilmente desde casa: solo necesitas una capa de pintura dorada.

    Encontrarás una estantería similar en IKEA por 20€/2 u.

    19
    Línea contemporánea
    onurdongel

    Nos apasionan las líneas rectas. Generan estabilidad y armonía, conceptos adecuados para ganar cierta tranquilidad. Por eso, este recibidor de estilo contemporáneo es ideal para mostrar una estética actualizada y funcional.

    20
    Un zapatero estrecho
    Martin Deja

    Para que podamos dejar el calzado en la entrada y no ensuciar la casa, nada mejor como un zapatero para el recibidor. Se adapta muy bien al espacio y no estorba en absoluto. Además, podemos colocar algunos adornos en la parte superior.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Orden en casa