15 escritorios en rincones antes desaprovechados

De todos los tamaños y en cualquier estancia. Un hueco sin explotar en tu casa puede convertirse en la zona de trabajo perfecta.

image
1 de 15
Caso de estudio

Junto a un armario a medida, que no podía ocupar toda la pared al haber una ventana, una mesa de estudio adaptada perfectamente al espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Al rincón

Una mesa triangular con cajón sirvió para aprovechar una esquina de este dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
En la entrada

Si tu recibidor es bastante grande, no lo desaproveches: utilízalo para instalar una zona de estudio, como han hecho en este piso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Tres en uno

¿Quieres disponer de una zona de estudio en tu dormitorio? Prescinde de una de las mesillas y sustitúyela por un escritorio. Además de trabajar te servirá de apoyo para la cama y puedes emplearla como tocador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Sobre un radiador

De espacio muerto a escritorio. Una balda con cajón puede hacer milagros...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Dar esquinazo

En este dormitorio se ha ganado un rincón de trabajo al transformarse el mueble del lavabo en un escritorio con dos amplios cajones. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Detrás de un sofá

La parte trasera de un sofá liso puede resultar muy monótona en la decoración. Sácale partido y tápala con una mesa de escritorio. Dos pájaros de un tiro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Hacer mucho con poco

¿Tienes una estantería en tu salón? Quítale un par de baldas por arriba y otras por abajo y crearás una zona de trabajo perfecta con una simple silla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
En un rincón del salón

Cuando los metros escasean y quieres tener una zona de estudio, lo mejor es optar por muebles a medida, en el mismo estilo y material que los del resto de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Visto y no visto

Copia esta idea en tu salón: un aparador de grandes dimensiones en el que reserves un espacio para instalar un escritorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Bajo una escalera

Al ver el hueco libre de una escalera, instantáneamente pensamos en colocar unas puertas y utilizarlo de armario. ¿Por qué no usar este espacio para colocar una mesa de estudio?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
En el salón

Una esquina vacía de este dormitorio se utilizó para crear una pequeña zona de escritorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Como divisor

En este piso, los muebles hacen las veces de tabiques de separación de las distintas estancias. En uno de ellos, se ha diseñado un escritorio abierto hacia el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Subirse por las paredes

Utiliza una balda de una estantería como escritorio. Una solución práctica y que casi no ocupa espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
De paso

Un espacio antes vacío en la entrada de un dormitorio se ha convertido en un estudio pequeño, pero muy completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso