15 recibidores muy inspiradores

De todos los tamaños, formas y estilos. En esta selección de entradas encontrarás muchas ideas originales para conseguir un recibidor funcional y aprovechar el espacio.

image
Collage de reflejos

Tener un espejo en el recibidor para echarnos un vistazo antes de salir de casa es esencial. ¿Quieres darle un toque especial? Prueba a superponer varios de menor tamaño con marco de madera.

1 de 15
A medida

Para cubrir todas tus necesidades y aprovechar al máximo el espacio no hay nada mejor que diseñar un mueble a medida que ocupe toda la pared. Este de la imagen cuenta hasta con espacio para bicicletas.

2 de 15
Multifuncional

Un perchero sobre una consola puede darte mucho juego. Cuelga aquí los abrigos, las llaves, complementos, cosas que no puedes olvidarte y hasta un espejo para un último arreglo antes de cruzar la puerta.

3 de 15
Sacar provecho

Coloca una balda en la parte baja de un espejo y tendrás el lugar perfecto para dejar bolsos, mochilas o zapatos.

4 de 15
Ventana interior

Además de ser útil y ampliar visualmente el espacio, un espejo puede aportar formas escultóricas en tu entrada, como este con forma de ventana.

5 de 15
Tres niveles

Prueba esto en casa: un banco bajo para descalzarte, varios ganchos para colgar los bolsos y baldas para vaciar los bolsillos, y un espejo.

6 de 15
Solución lowcost

¿Tienes un hueco en tu entrada y piensas poner un armario empotrado pero se sale de tu presupuesto? Una balda, una barra y un zapatero son una solución lowcost perfecta. Si no quieres tener todo a la vista, solo tienes que añadir unas cortinas.

7 de 15
Muy completo

Consola, espejo, perchero, iluminación... Un recibidor totalmente equipado.

8 de 15
Asuntos personales

Un armario blanco de líneas sencillas puede ser la mejor base de la que partir al decorar una entrada. Añade tantos como necesites y pon una balda de madera o piedra que se adapte a tu estilo.

9 de 15
Inspiración de museo

Una obra de arte y un banco pueden hacer que en tu entrada se respire la elegancia y la tranquilidad que reina en un museo.

10 de 15
Despejado

Si tienes un recibidor pequeño, amuebla solo la parte de abajo para dejar que la superior respire y aumente la sensación de amplitud. Un banco puede hacer las veces de consola y de descalzadora.

11 de 15
Papel protagonista

Otro buen recurso para personalizar un recibidor pequeño es cubrir sus paredes con un papel pintado. Puede que falten metros cuadrados, pero nunca faltará el estilo.

12 de 15
Hacer mucho con poco

Con un mueble zapatero con poco fondo y un perchero se ha conseguido hacer que este recibidor diminuto sea muy funcional.

13 de 15
Todo encaja

Hay muchas cosas de este recibidor que copiaríamos: la pared pintada de dos colores, la estantería hecha con cajas de madera, el banco con perchero sobre él...

14 de 15
Lo justo y necesario

Si no tienes mucho espacio, opta por lo más básico: un perchero con balda.

15 de 15
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso