Ideas para aprovechar el espacio bajo la escalera

¿Te has planteado qué hacer con el hueco debajo de la escalera? Toma nota de estas ideas, encontrarás soluciones geniales que se adaptan a diseños y medidas muy diferentes.

image
1 de 10
Con zona de estudio

Aprovechar el espacio debajo de la escalera para crear un rincón de estudio en casa es una excelente opción. En este salón, el retranqueo de la pared, además, ayuda a delimitar visualmente esta zona. El intenso color rojo elegido para este ambiente imprime carácter y le da más protagonismo, pero también destaca, por contraste, el diseño en blanco de la escalera de peldaños volados. Reforma realizada por Luis de la Infanta y Eduardo Robles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Escalera en el recibidor

Cuando la escalera está tan cerca de la entrada, lo más lógico es crear debajo un coqueto recibidor. Como la anchura de ésta lo permite, se optó por una consola acompañada de un baúl y un perchero; un trío que acentúa el estilo rústico que imprimen dos elementos clave del ambiente: el muro de piedra y el suelo de barro. Decoración, Josetxo Lamy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Escalera adaptada a la librería

Es habitual que en una reforma la distribución del espacio gire en torno a la escalera y que, después de dar varias vueltas al proyecto, se opte por adosarla a la pared; pero en este salón no es así... Una gran librería ocupa ese lugar y la escalera se colocó delante para cumplir dos funciones: acceso a la planta superior y a los volúmenes situados en los estantes más altos. Ambos diseños se realizaron en chapa de acero; un dúo de líneas depuradas que forma una decorativa composición. Reforma realizada por Farini-Bresnick.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Escalera y estantería mini

Crear a pie de escalera un agradable rincón de lectura es una buena idea, cuando ésta tiene un tramo corto y no demasiada altura, como la de la fotografía. En este ambiente, debajo de la escalera se realizó una librería con un zócalo de obra y dos baldas voladas; junto a ella, solo se necesitan una lámpara y un sillón cómodo para leer. Escalera de la firma Rintal, con escalones en roble, barandilla cromada y pasamanos en haya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Vestidor escalonado

En este dormitorio se aprovechó la caja o hueco de la escalera para ganar un espacio extra de almacenaje, muy valioso para colocar en orden complementos y ropa que ya no caben en los armarios... Se alternan módulos abiertos de diferentes medidas, para bolsos, jerséis o zapatos, con una cajonera muy práctica para prendas más pequeñas. Arquitecto, Jordi Galí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cocina completa bajo la escalera

Las escaleras con tramo recto y gran altura son las que más juego dan para rentabilizar el hueco que crean. La distribución de la casa se debe planificar teniendo en cuenta que aparecerá un entrante con techo inclinado. La idea de colocar una cocina con armarios altos y campana es factible si se alcanza una altura de 2 m aprox.; si no es así, se pueden instalar baldas. Escalera de Rintal, en madera de roble, con barandilla cromada Minimal y pasamanos en haya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Una escalera con área de relax

Un rincón de descanso debajo de la escalera: sólo hace falta levantar una base de obra que se adapte al espacio, una colchoneta con cojines y, si es posible, contar con un ventanal desde el que disfrutar de las vistas. Y mejor paredes blancas, por su luminosidad y sensación de amplitud. Decoración, IP Design.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Una escalera integrada en la librería

Un diseño de peldaños volados es muy ligero; su zig zag resulta muy decorativo y permite crear zonas de almacenaje, incluso, en sus escalones más bajos. Estética y funcionalidad se alían en esta pared que destaca por la composición creada con una librería de estantes volados y una escalera; ambas sacan partido al espacio y personalizan la decoración. El color blanco de la escalera, además, aporta una gran luminosidad al salón, donde la librería y el suelo son de madera de wengué. Interiorismo, Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La escalera como eje central

Cuando la escalera está en el centro de la vivienda, como en este caso, es necesario integrarla en la decoración y organizar la distribución de los ambientes en torno a ella. En la planta baja de esta casa, una de las paredes que forman la caja de la escalera se ha aprovechado para hacer una estantería de obra con baldas de DM. La librería se integra así en la entrada a la vivienda mientras que al otro lado, en una zona que requiere más intimidad, se situó la zona de estar. Interiorismo, MC Pinturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Aparador a medida bajo la escalera

En esta caso se optó por rentabilizar el hueco con un armario realizado a medida que se puede utilizar como aparador. En su interior, organiza el menaje en varias baldas. Para acertar, piensa que no sólo colocarás platos; también otras piezas diferentes como salseras, soperas, fuentes y bandejas. Si tienes dudas, solicita al carpintero que la altura de las baldas se pueda modificar. En este ejemplo, el armario se mimetiza con la escalera al ser del mismo color: una idea genial para disimular su presencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas