Acondicionar una buhardilla

Una correcta climatización, la elección acertada de los materiales y una distribución funcional son pautas básicas para sacar partido a la buhardilla.

image
1 de 12
Mobiliario a medida

La versatilidad de las librerías de obra es perfecta para adaptarlas a espacios difíciles como son los abuhardillados. Pueden ser de DM, Pladur o escayola, materiales que permiten salvar vigas y pilares. Antes de encargarla, estudia las medidas y, si la van a utilizar los niños, deja unos 50 cm entre baldas para guardar con holgura sus juguetes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Distribución

Los desniveles de paredes y techo pueden complicar la ubicación de los muebles; para una correcta organización lo mejor es situar cajoneras de poca altura donde el techo es más bajo, y completarlas con estanterías modulares que se puedan escalonar (de Ikea). Ventana, de Velux.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Ventanas

La luz natural es fundamental para lograr claridad en una buhardilla; la firma Velux ofrece un amplio abanico de opciones para conseguir este objetivo. Soluciones aislantes y estancas de doble cristal con cámara de aire, protectores solares, incluso, si el techo está demasiado alto, se pueden instalar ventanas de apertura eléctrica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
El suelo

Un correcto aislamiento es lo más importante para convertir en habitable la buhardilla ya que suele ser la zona de la casa que sufre temperaturas más extremas. Las tarimas son una opción excelente; la madera natural de por sí es un aislante estupendo, aunque conviene reforzarlo con un material específico entre el forjado y el suelo tipo láminas de polietileno, morteros especiales, espumas de poliestireno, etc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Techos decorativos

El encanto y la calidez de unas vigas vistas en el techo es indiscutible; por eso, si existen en la estructura lo más apropiado es conservarlas y darles relevancia. Si su presencia es demasiado evidente, también es posible pintarlas en blanco. Si no las hay, se puede optar por unas vigas falsas de fibra de vidrio o poliéster (de venta en Leroy Merlin o Bricor).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Instalaciones

Ubicar el cuarto de baño o la cocina en la buhardilla conlleva una serie de instalaciones adicionales como son las tomas de agua, desagües y electricidad específica, con toma de tierra para los electrodomésticos. Será necesaria la intervención de personal especializado ya que también se requiere la colocación de nuevas tuberías. Es recomendable prescindir de gas si no existe preinstalación disponible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Materiales

En viviendas antiguas puede ocurrir que al picar aparezcan los materiales y vigas originales. Si su atractivo y buen estado te impulsa a conservarlos, primero deberás asegurarte de su solidez y confirmar con la asesoría de un profesional, por ejemplo, que la madera no ha sido atacada por insectos como la carcoma, o que el mortero que une la piedra de los muros está en buen estado. Además, es conveniente valorar si es necesario reforzar la estructura con vigas nuevas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Pilares maestros

Ciertos elementos estructurales son inamovibles, aunque compliquen la decoración. Si es el caso, lo mejor es integrarlos en el ambiente; por ejemplo, dentro de un mueble a medida o cubriéndolos por completo con paneles a juego con los revestimientos. La clave para lograr el equilibrio es mantener la línea decorativa y huir de los estilos contrapuestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
La escalera

A la hora de comunicar la buhardilla con el resto de la vivienda es necesaria una escalera; ésta se debe colocar al final de la obra, cuando el suelo esté pavimentado, para conseguir el ajuste perfecto. Es muy importante instalar una barandilla alta y visible, por seguridad. Además, si el nuevo espacio va a estar destinado a los niños, convendrá colocar una puerta al final, sea cual sea su edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Climatización

Aislar la cubierta es uno de los principales trabajos en estos espacios. Se puede optar por placas de cartón o yeso, por ejemplo Knauf o Pladur, o colocar paneles decorativos como los que ofrece Thermochip, con un núcleo de espuma rígida de poliestireno, aislante e ignífugo. Como complemento es perfecto un split con bomba de calor y frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Calefacción

En caso de climatizar la buhardilla una opción magnífica es la calefacción por suelo radiante que, además, servirá como aislante. Es un sistema de tuberías que se instala antes de montar el revestimiento y permite un ahorro energético del 15-20%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Escaleras para espacios pequeños

Puede que la buhardilla sea demasiado pequeña para instalar una escalera de grandes dimensiones; en este caso se puede optar por un modelo escamoteable o de barco, que ocupan sólo 65 cm de ancho. Las de caracol miden 1,10 m de diám. como mínimo. + escaleras para la buhardilla

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas