Recibidores: la mejor bienvenida

La primera impresión siempre cuenta y en casa le corresponde el honor de sorprender y dar la bienvenida al recibidor. Clásicos, rústicos, modernos, mini, minimal… ¡Hay recibidores para todos los gustos!

image
1 de 15
Todo a juego

Textiles coordinados y misma gama de colores. Papel pintado y telas que personalizan la entrada a esta casa. El banco es perfecto. Todo, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Aire industrial

Por el uso de la madera y del metal en las piezas de mobiliario que decoran. Consola, de Kavehome.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
En azules ¿aire marinero?

El azul no solo es sinónimo de aire marinero. ¿Un ejemplo? Esta propuesta, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Mínima expresión

Fondo neutro y una pequeña mesita auxiliar como apoyo al entrar en casa. Un recibidor decorado a pesar de ser mini. En las paredes, papeles, de Caselio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Aprovecha las repisas

Aprovecha las repisas como zona de apoyo, almacenaje y decoración, al mismo tiempo. Gana luminosidad con tonos neutros, aunque combines colores en sus versiones más suaves. Foto, de Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
A lo grande

Cuando hay espacio de sobra para recibir en casa también hay que esmerarse para que la estancia resulte cálida y confortable y no se vea fría e impersonal. Si es posible, además de los muebles de apoyo, incorpora un armario. Vendrá perfecto para los abrigos.

Foto, de Decopraktik.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Como antaño

Esta imagen recuerda a las casas de los pueblos de hace años con la cortina tras la puerta. Es una idea para decorar el recibidor y ganar intimidad cuando las puertas tienen cristales. Tanto la puerta de entrada como las que comuniquen con el recibidor. Foto, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Y un perchero

No necesitas mucho más, perchero, taburete y espejo y tendrás un rincón de recibidor práctico. Cuando el espacio sea pequeño opta por piezas ligeras y crea ambiente con una alfombra, una bonita lámpara y un papel pintado. Foto, de Caselio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Siempre un asiento

Un banco, un taburete, un puf... Incorpora un asiento en el recibidor.

En la imagen, complementos y accesorios, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Masculino

Blanco y negro para la versión más formal del recibidor. Foto, de Vipp.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Con techo abuhardillado

Mini y con techo abuhardillado. ¿Te has fijado en el detalle del papel en la pared que tiene el techo inclinado? Te enseñamos el secreto de este espacio en el siguiente artículo con vídeo. ¡Mira!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Mucho almacén

En el recibidor también es posible colocar un mueble que aumente la capacidad de almacén. Aquí, una pieza de estantes abiertos con cajas. Foto, de La Redoute home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Sí al color

Un color fuerte sobre un fondo neutro. No es necesario mucho más en este recibidor para decorarlo. Foto, de Adore Floors, representado por Gabarró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Dos módulos en madera

Abajo, banco y almacenaje. Arriba, perchero y más almacén. Una propuesta de La Redoute home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
A todo color ¡bienvenido!

Así lo "grita" este recibidor donde el color es protagonista. Todo, de Primark home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso