Un mini recibidor abuhardillado

Es posible transformar un recibidor mini y abuhardillado en un ejemplo a seguir. Con el techo inclinado como protagonista, tiene ideas para copiar. No te pierdas el vídeo del making of. 

Es posible transformar un recibidor mini y abuhardillado en un ejemplo a seguir. Con el techo inclinado como protagonista, tiene ideas para copiar.

Junto a la puerta una bancada baja tipo zapatero. No puede faltar un espejo para echarnos un último vistazo al salir de casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otro imprescindible en un recibidor: un perchero. En este caso un DIY fácil, una balda con varios ganchos fijados a la base. Os proponemos dar protagonismo al techo inclinado. Hemos continuado el papel de la pared en el techo. Pero solo en este panel. El resto de las paredes, en blanco.

El truco es combinar los colores en la misma gama que el papel y no abusar de los complementos.

Completa la decoración con una alfombra y en este caso el toque natural lo ponen las plantas en macetas de fibra.

Como es complicado encontrar un espacio de estas características en una vivienda original hemos recreado el recibidor en nuestro plató. Y os queríamos enseñar en este vídeo más que las claves deco. Aquí tenéis el making of, los entresijos de la producción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar