¿Qué le falta a tu recibidor?

Más o menos amplio, con o sin luz natural, rectangular o cuadrado... Sea como sea, siempre hay elementos que no pueden faltar en un recibidor para hacer esta estancia de paso más acogedora y especial a la hora de dar la bienvenida a tus invitados. 

Tener un recibidor, es tener un tesoro. Aún siendo estancias más reducidas que el resto de habitaciones de la casa, su versatilidad nos permite decorarlo de mil maneras creando ambientes cálidos en los que los huéspedes de tu casa se sientan más que cómodos cada vez que pasan por él. Como sabemos que cada casa es un mundo, aquí tienes una lista de elementos que no deben faltar en tu hall de entrada dependiendo de cómo sea el tuyo. Toma nota de estos consejos y aumenta el potencial de este lugar de paso tan especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1. Dota de singularidad a una de las paredes por encima de las demás
Desde pintarla con chalk paint, crear un mural de marcos de distintos estilos o decorarla con papel estampado. Centrará la atención en segundos.

2. Si prefieres mantener desnudas tus paredes, opta por dejar toda la fuerza del recibidor en el suelo
Haz uso de alfombras que conviertan el tráfico por tu recibidor en un paso agradable. Potencia su efecto mediante las luces cenitales del techo, eligiendo tonalidades suaves y cálidas.

3. Sácale el máximo partido a la luz natural
Se puede aprovechar un ventanal para convertir una zona de paso en una estancia luminosa y atractiva colocando plantas en los alféizares de las ventanas o instalando espejos en la pared de enfrente para que la luz se refleje y multiplique la luminosidad.

4. Elige el mueble perfecto acorde con tu espacio
Afortunadamente, los recibidores son cada vez más el objeto de inspiración de los diseñadores, que centran su atención en crear estructuras adaptadas a estos lugares, muchos más reducidos que el resto de estancias de la casa. Estantes para la pared, pequeñas mesas auxiliares perfectas por ser especialmente estrechas para estos espacios, cómodas o zapateros te ayudarán a dotar de vida a tu recibidor.

5. ¿Una biblioteca? ¡Sí, por favor!
Si como recibidor dispones de un espacio en forma de pasillo, alargado y lo suficientemente amplio como para meter muebles en los laterales, atrévete a crear una librería a modo de pasillo de biblioteca. Diferente, acogedor y llamativo.

6. Instala un rincón de lectura
Puede ser otra de las opciones para pequeños espacios que son perfectos para incluir una butaca vintage con una lámpara y una pequeña mesita donde dar la bienvenida a tus invitados. Elige con cuidado los tapizados y colores para hacer que el pequeño espacio quede relajado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

7. Un hall rústico
Si quieres dar un aire rústico a tu recibidor, opta por mezclar en una bonita escena natural materiales como la forja, la madera y textiles el lino o la lana sobre una mecedora de mimbre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso