4 Propuestas para que tu recibidor sea acogedor, muy funcional y... ¡bonito!

Entradas con buen pie.

Recibidor de estilo moderno y actual
Hubsch

El recibidor es la carta de presentación de tu casa y de los que en ella viven, de ahí que sea importante dedicarle tiempo y mimo en busca de un espacio cálido, funcional ¡y bello!

Recibidor con espejo y consola

Recibidor de Affari.
Affari
El espejo en el recibidor es imprescindible para repasar tu outfit antes de salir y muy útil para multiplicar luz y espacio.

La consola es la pieza más usada en los recibidores. Su éxito reside en su fondo limitado que permite encajarla en casi cualquier espacio, su funcionalidad para dejar llaves, monedas o correo y en su gusto exquisito, capaz de llenar de elegancia cualquier hall. Dispones de variedad de modelos que encajan con cualquier estilo. Para uno rústico, elige un modelo de madera; en nórdicos, consolas blancas, y en modernos, piezas rectas de hierro o aluminio.

Detalles que marcan la diferencia. Los accesorios son los que dan el valor añadido a cualquier estancia. Coloca cestas de fibra natural que aportan calidez y espacioextra para guardar, flores o plantas naturalesque transmiten frescura y fotos que emanan familiaridad.

Penny Wincer
Deja un espacio libre de muebles y accesorios de 90 cm de ancho para el tránsito.

Si tienes espacio en tu recibidor, sillas, bancos o butacas darán una sensación muy acogedora, además de resultar muy prácticos: esperar sentados a que todos los de la casa estén listos, quitarse el calzado, descansar... Una buena opción son los bancos con espacio para sentarse y almacenar.

El recibidor, además de resultar atractivo a las miradas, debe cubrir las necesidades de quienes habitan en la casa. Si al entrar sueles descalzarte, en tu hall no puede faltar un zapatero y una silla o banco a modo de descalzadora. ¿Eres de los que dejan las llaves o las cartas nada más entrar? Pues tendrás que poner una balda, consola o mueble con cajones. Y si en tu casa hay niños, pon percheros a su altura y algún armario con puertas opacas para guardar sus mochilas.

Hearst
La alfombra en el recibidor debe ser de materiales resistentes o lavables ya que soportarán mucho movimiento.

En espacios pequeños, como suele ser el caso de los recibidores, es importante poner el foco de atención en un solo elemento. Lo puedes conseguir con un mueble vintage, una obra de arte o pintando una pared de un color distinto o revistiéndola con un papel espectacular.

El recibidor debe compartir elementos con los espacios contiguos. Busca similitudes en las tonalidades de los muebles o paredes, sigue el mismo estilo decorativo o comparte telas de tapicería en los accesorios, como sucede en este hall con papel pintado y textiles de la colección Caspian, de Sanderson en Gancedo. Otras formas de conectar espacios es sustituyendo una puerta de madera por una acristalada o derribando algún tabique total o parcialmente.

Hubsch
Si pones un perchero en el recibidor úsalo solo para dejar los abrigos del día a día, no para acumular, ya que daría sensación de caos.

Los recibidores que cuentan con luz natural, como éste de Hubsch, pueden usar muebles y textiles de colores más intensos. Las entradas más oscuras tendrán muebles claros y más ligeros y habrá que iluminarlas con focos y apliques en la pared y una lámpara de sobremesa.

Tamaño y forma... Estas dos cuestiones determinarán la forma de decorarlo. Si es alargado y estrecho, tipo pasillo, píntalo con colores claros como el blanco o gris para ganar amplitud. Coloca un único mueble en la pared más larga y en el suelo, pon una alfombra alargada con estampado de rayas verticales. Si es un pequeño rincón o recoveco, cuelga una balda o estantería de pared. Si es más grande, podrás decorar con una consola, perchero, asiento y una alfombra.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso