Ventana en el recibidor

En el recibidor, frente a la puerta de entrada, hay una ventana que da a un patio interior pequeño. Si me asomo, veo a la vecina con todo detalle. ¿Qué puedo hacer? ¿Quizá tapar la ventana con un cristal decorado, un mural o un espejo?

Ya que tienes una ventana, y aunque dé a un patio interior, tienes que buscar una solución que te permita aprovechar la luz. Además, puedes abrirla para ventilar, por lo que no te aconsejamos que la condenes con un mural. Por la misma razón, ocultarla con un espejo puede resultar extraño. La mejor opción es que coloques un estor o panel japonés. Te proponemos una idea: elige una tela llamativa, entonada con la decoración que predomine en el recibidor, y cuélgala desde el techo con un peso en la parte inferior, separada unos centímetros de la pared. Si optas por un riel en el techo, podrás desplazar el panel con facilidad para abrir la ventana. De todas formas, en una cristalería te orientarán sobre tipos de cristales para que sustituyas el tuyo por uno al ácido o translúcido que restará visibilidad, con lo que aumentará la sensación de privacidad, sin perder luz. Una opción más económica que cambiar el cristal es pegar sobre él un material vinílico —de venta en tiendas especializadas— que se adhiere como una pegatina y que lo encontrarás en varios acabados. En función del estilo decorativo que quieras crear, puedes elegir una cortina veneciana de madera o un estor de fibra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas