Decorar con acierto el recibidor

El recibidor y el pasillo de mi casa son muy alargados. Quiero decorarlo, pintarlo, colocar algún mueble y no sé por dónde empezar. Mi marido quiere colocar una puerta que independice el recibidor de la zona de distribución de los dormitorios, pero me da miedo perder amplitud. ¿Qué hago?

El acierto en la decoración de este tipo de recibidores y pasillos -alargados- está en elegir las piezas adecuadas que no resten amplitud, que sean muy decorativas y jugar con pinturas y papeles elegantes en las paredes. Nuestra propuesta es que detrás de la puerta de acceso, coloques un espejo en todo el hueco, desde el suelo hasta el techo. El efecto será de amplitud. Una lámpara de pie junto a él te permitirá tener una iluminación de ambiente muy agradable. A la izquierda, en el pequeño esquinazo, encarga una balda o cajón a medida para dejar las llaves en una bandeja y las cartas. En el distribuidor, una alfombra redonda que combine los colores que utilices. A continuación, en el siguiente distribuidor de la zona del pasillo, otra alfombra en la misma línea que la primera. En la pared del fondo, un mueble volado de poco fondo (25 cm como máximo). Hemos optado por laca brillo en color rojo, pero todo depende del ambiente que quieras conseguir. La propuesta es pintar todo en un gris muy suave, salvo la pared en la que apoya este módulo del fondo y la que queda enfrente del armario más amplio, que irían empapeladas. Piensa qué colores te gustan, por ejemplo, básate en la gama que predomine en el salón y añade una pincelada colorista diferente para que quede equilibrado pero con su propio estilo. No pondría una puerta divisoria para no acortar y para que la luz natural se reparta fácilmente. Los tonos claros —grises y blancos— te darán luminosidad. Juega también con metalizados suaves. Un papel pintado en tonos blancos, que juegue con mates y brillos te dará mucho juego con paredes en gris piedra suave.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas