Un recibidor muy pequeño

Queremos decorar el recibidor de nuestra casa, pero contamos con poco espacio y no sabemos cuál es la elección más acertada. A la izquierda de la puerta de acceso hay un muro de pavés sin puerta que comunica con la cocina. A la derecha se encuentra la puerta hacia el salón-comedor. De frente hay un tabique y una puerta que da al pasillo. Si restamos el espacio que quita el arco de la puerta principal, sólo disponemos de unos 35 cm de espacio útil.

Dado que el espacio con el que cuentas para decorar el recibidor es reducido, te recomendamos que lo personalices con la pintura. Como uno de los muros es de pavés, lo que deja pasar la luz de la cocina hacia el recibidor, pinta las otras dos paredes en un tono intenso. De frente a la puerta principal y apoyado en la pared, coloca un módulo bajo o una balda, ya que cualquiera de las dos opciones resulta muy ligera. Sobre el mueble, cuelga un gran espejo, sin marco o con una moldura discreta, que ampliará el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas