Una escalera muy estrecha

Tengo una casa antigua de dos plantas. La inferior es un local comercial y desde éste sale una escalera por la que se accede a la primera planta, donde está la vivienda. El problema es que la escalera es muy estrecha y queda muy agobiada. Es de dos tramos y no sé si debería hacer más tramos.

Si vas a meterte en reformas, la mejor opción es que amplíes el ancho de la escalera algunos centímetros, aunque la dejes en dos tramos. Realizar más tramos con el mismo ancho no variaría demasiado el resultado final y, además, esto no siempre es posible, ya que depende de la estructura de la escalera. Si vas a reformarla, puedes escoger un pasamanos más ligero o, incluso, escalones volados. Pero si dentro de tus planes no entran las obras, no desesperes, puedes conseguir cambiar su aspecto con unos trucos. Lo primero que debes hacer es iluminarla bien. Coloca varios apliques en la pared que aporten una iluminación puntual, orientada hacia el techo o bien en la zona más baja del tabique, como ves en la fotografía. En el espacio que une los dos tramos, coloca unos jarrones altos y estrechos. Atrévete a pintar una de las paredes de esta zona en un tono intenso, pero recurre al blanco —que amplía visualmente el espacio— para el resto. Recuerda que las rayas horizontales también separan visualmente los tabiques. El color se convertirá en un elemento decorativo, sin necesidad de colgar láminas, fotografías o cuadros, que podrían saturar la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas