Nueva imagen para el despacho

Me gustaría darle un aire nuevo a mi despacho, pero no sé cuál es la distribución más acertada. La habitación mide aproximadamente 3,48 m x 2,56 m. Tengo una cama de 2 m x 0,90 m, de la que no puedo prescindir ya que, en ocasiones, utilizamos esta estancia como habitación de invitados. Además, cuento con dos estanterías de 80 cm de ancho, una de ellas de 1,83 m de alto y otra de 80 cm, y la mesa de estudio; todo en azul verdoso oscuro. Además, tengo un aparador en gris metalizado. ¿Cómo distribuyo los muebles? ¿Prescindo de alguna pieza? ¿Cómo visto la ventana si tengo un radiador debajo y la habitación no tiene demasiada luz?

Como los muebles están acabados en un tono intenso, matiza toda la decoración con blanco y algún estampado discreto en los cojines. Pinta las paredes en color blanco y viste la ventana con un estor en el mismo color, tipo screen, para salvar el radiador y no entorpecer la entrada de luz. Junto a la cama —con una colcha en crudo y cojines entonados con el resto de la decoración—, coloca una mesita auxiliar alta y orientable, a modo de mesilla. Hemos aprovechado una de las estanterías para el almacenaje de libros de consulta; sin embargo, con otro módulo, el espacio quedaría muy recargado. De esta manera, la habitación tendrá dos zonas diferenciadas: la de trabajo y la de descanso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas