Cambiar el suelo del recibidor

El suelo del pasillo y del recibidor de mi casa está cubierto con moqueta, pero me gustaría quitarla. Quiero poner baldosa (como en la cocina y en los baños) o tarima (tengo madera en el resto de la vivienda). ¿Es fácil el mantenimiento y limpieza de la tarima? También me gustaría colocar un armario en la entrada —que mide 2,10 x 2,33 m y tiene la puerta principal y tres puertas de distribución— para guardar los abrigos y el calzado. ¿Dónde lo ubico? ¿Cómo decoro el recibidor?

Si vas a quitar la moqueta, te recomendamos que revistas el suelo con una tarima del mismo tono que la madera que tengas en el resto de la casa, ya que resulta más cálida que un porcelánico. En el mercado encontrarás una gran oferta de tarimas, de diferentes grosores, resistencias y acabados. Infórmate en tiendas especializadas sobre cada modelo, pero en general, la tarima es de fácil instalación y su mantenimiento es sencillo, basta con limpiarla con una mopa seca o con ayuda de un limpiador o bien, si está muy sucia, con una fregona con agua y jabón neutro muy bien escurrida (la tarima está cubierta por una capa plástica por lo que los limpiadores jabonosos para maderas no son apropiados). En cuanto al armario, escoge un modelo acorde con el resto de la decoración y ubícalo en la pared más larga. Recuerda que las puertas de cristal al ácido o con cuarterones resultan más ligeras visualmente que las opaca. Completa el recibidor con una consola estrecha y ligera, un espejo, una lámpara de mesa y una alfombra. El recibidor es una estancia de la casa que debe resultar cálida y muy agradable. Para ello, cuida especialmente la iluminación, la decoración de las paredes y los complementos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas