Paleta de colores para la casa

Quiero pintar el salón y los pasillos de mi casa (un adosado), pero no me decido por los colores. El mobiliario del salón está acabado en wengué y blanco y los sofás son de color rojo. Los pasillos no son muy luminosos ya que sólo reciben la luz que entra por un ojo de buey que hay en la parte superior. El recibidor es en ceniza y blanco.

Tienes una apuesta arriesgada en el salón pero muy actual. Nuestra propuesta es que mantengas la misma línea con la pintura. Opta por blanco para la mayoría de las paredes —es importante que en la que se apoyan los sofás tenga un tono que contraste—, incluso, un blanco roto. El blanco dará luminosidad y amplitud y ayudará a integrar los colores y estilos. Reserva un rojo, pintura o papel para una pared, una columna o similar. Puedes combinar el rojo en un paño con uno contiguo pintado en metalizado (plateado, por ejemplo) o darle un toque sofisticado con un papel pintado con el fondo metalizado y algún estampado elegante en rojo. En el caso de los pasillos, la opción de grises en tonalidades piedras y blanco es la más adecuada. Las tonalidades suaves deben predominar, con complementos y láminas en blanco y negro enmarcadas en blanco para no restar la luz natural que recibe. Dinamiza el resultado con alfombras de forma irregular en color y alguna pincelada más. Un vinilo puede ayudarte a decorar una pared sin recargar o un bonito espejo de cuerpo entero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas