Dormitorios amarillos: ¡fuera supersticiones!

Huímos de toda superstición y confiamos en el poder del luminoso y enérgico amarillo para llenar de energía el dormitorio. Inspírate en estas ideas alegres y optimistas.

image
Minimalista

En este dormitorio minimalista, lo que menos falta es el color. La cama se viste, principalmente, con la alegría del amarillo. A juego, los textiles y un jarrón de cristal templado.

Foto: Bonaldo.

1 de 8
Textiles a juego

Juega con los textiles y combina el amarillo de las pardes con una alfombra en el mismo tono.

2 de 8
Pastel

La variante pastel del amarillo limón se atreve a vestir las paredes de este dormitorio romántico. Y no hay miedo alguno a la hora de combinarlo con verde pistacho, beis o estampados florales.

3 de 8
Pequeños detalles

Sobre un ambiente blanco, añade viveza a través de los pequeños detalles: la estructura de la cama, el tablero de un escritorio, la estantería, una lámina... pequeños matices que cambian por completo el concepto.

Foto: Colombini.

4 de 8
Dormitorios infantiles en amarillo

En este dormitorio alegre y desenfadado se ha optado por el amarillo para vestir paredes y cama. Los muebles, en blanco. El resto de colores no bajan el nivel de saturación.

Foto: El Corte Inglés.

5 de 8
En mostaza

Varía el tono y dale sabor a tu dormitorio combinando el amarillo neón de accesorios pequeños con el mostaza de elementos como las puertas de un altillo o un cabecero.

Foto: Ikea.

6 de 8
Paredes amarillas

Se acabó la palidez del amarillo al que estamos acostumbrados en las paredes. Ahora, se acentúa y añade vida en el dormitorio. Encaja a la perfección con blanco crema, beis y madera.

7 de 8
Matices mostaza

Preciosa la combinación de colores que conforman los matices mostaza del mosaico de la alfombra, armario de madera y textiles de cama junto al chocolate de la cómoda y el blanco inmaculado de la pared de madera.

En la foto, muebles de Ikea.

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios