Mesillas junto a la cama

Una pareja prácticamente inseparable. Las mesillas acompañan nuestros sueños y custodian la cama. No tienen por qué ir en pareja (o sí), no tienen que ser muebles convencionales, ¡se reinventan! pero siempre están. Elige combinación.

image
1 de 15
Estructura abierta

Todo al blanco pero salpicado de colores. Una mesilla ligera, de estructura abierta en blanco que casi se funde con la pared y la ropa de cama.

El papel aquí lo llena todo de color, ,mucho atrevimiento para un conjunto que se colorea en blanco en el resto de elementos.

Foto, Pip Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Mesita velador

Una mesilla idónea es una mesita velador. En contra: no hay cajones o estantes de almacén. Sustitúyelos por una cesta junto a la mesita.

Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Mini taquilla metálica

A modo de taquilla metálica en versión mini. Es de HK Living.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Mesita auxiliar

Igual que luce en el salón lo hace en el dormitorio junto a la cama. Una mesita auxiliar, de estructura abierta y muy ligera. Cuenta con una balda.

Foto, de Lexington.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Bien aprovechado

Mesilla con varios cajones para guardar y guardar.

Foto, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Improvisado

Como "tirados" en cualquier momento. Libros apilados junto a la cama en los que se apoya la lamparita.

Foto, de la firma Sandberg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Taburete de noche

¿Un taburete junto a la cama? ¡Sí!

Foto, de Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
También en la habitación juvenil

Junto a la cama, como apoyo.

Foto, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
En fibra

En una atmósfera de inspiración vegetal, una mesilla en fibra. ¡Para todos los gustos!

Foto, de Sandberg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Con capacidad de almacén

Un abúl de tapa plana, un contenedor, una mesita con tapa... Para guardar el pijama y sueños secretos.

Foto, de Ib Laursen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
La altura de la mesilla

Según la altura de la cama, el somier, el canapé, el grosor del colchón, la mesilla debe tener una medida u otra. A veces también es resultón jugar a potenciar las diferencias con una mesilla, por ejemplo, tipo chifonier. Eso sí, decorarás la tapa pero no alcanzarás con el brazo a apagar el despertador.

Foto, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Cuando hay espacio…

Elige una pieza como mesilla más ancha, ya sea una mesita o una cómoda.

En la imagen, todo de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Según estilos

Para todos los gustos. Escoge un diseño acorde con el estilo del dormitorio o tus gustos personales. No tienes por qué poner dos mesillas iguales, pueden ser asimétricos. Aquí, un diseño de inspiración japo, de venta en Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Mesilla clásica

Mesita auxiliar de línea clásica en blanco con sobre en madera y cajoncito. De Keen Réplicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Años 70

En madera, con patas altas y cónicas y tres cajones, uno más estrecho para los complementos personales de menor tamaño. Es de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios