Cabeceros y mesillas: ¿cómo combinarlos?

Combinar cabecero y mesilla a pies juntillas es cosa del pasado. Lo relega la nueva tendencia de arriesgarse a crear ambientes llenos de contraste y personalidad. Te contamos cómo combinarlos para lograr el equilibrio en tu habitación.

image
1 de 9
Con vistas al mar

Recrea en tu dormitorio una estancia marítima y apuesta por la madera como materia prima en tu cabecero y mesillas. Un palé restaurado, unos viejos tablones lijados y pintados con chalk paint o un tablero envejecido servirá para dar vida a la estructura de la cama. Como mesillas de noche, el clásico mueble auxiliar al que puedes dar una segunda vida decorándolo con una nueva capa de pintura. Se trata de lograr consonancia bajo la armonía del buen contraste. La propuesta de la imagen es el modelo Seaside, de Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Imagina, crea e innova

Atrévete a cambiar los papeles. ¿Qué tal si unas pequeñas baldas cumplieran la misma función decorativa del cabecero? ¿Y si en vez del clásico mueble auxiliar acudes a una silla de madera como mesa de noche? Todas estas alternativas diferentes son tan válidas como el clásico juego de mesita y panel. En la imagen, propuesta de La Redoute.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Clásicos

Porque si hay un éxito que está asegurado, es el que proporcionan los clásicos. Eso sí, intercala piezas, estilos y texturas. Combina un cabecero mullido con una mesa de madera envejecida, uno de madera con unas mesillas de forja... La propuesta de la imagen está firmada por Portobello Street.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Calma retro

Con cierto aire retro pero tremendamente actual. Así es la propuesta modelo Nordique de Maison du Monde, en la que el cabecero acolchado en gris sobre una alegre pared en cian establece una calma espléndida. La mesilla, nada que ver. Una sencilla estructura de madera con un par de cajones pintados en la misma gama. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Blanco inmaculado

La placidez que provoca el blanco inmaculado del estilo nórdico es la protagonista de esta combinación, firmada por La Redoute. Un sencillo cabecero formado por tablas de madera creando formas circulares encaja a la perfección con los marcos de la pared. Tan sólo una estructura de madera en forma de taburete cubierto con un trozo de piel curtida en blanco cumple la función de "mini-mesita". Al otro lado, un esqueleto decorativo de chimenea tiene el cometido de servir como mueble auxiliar, junto a unas cestas de mimbre. La simetría de mesillas de noche, ha quedado obsoleta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Forja romántico

Si sientes debilidad por los acabados de metal con aires románticos, nada mejor como optar por cabeceros de forja, los clásicos barrotes y mesillas en estructura de taburete. Vistiendo la propuesta con textiles románticos y florales el resultado será una combinación perfecta como la que propone Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Paraíso eco

La versión eco-friendly pasa por combinar elementos respetuosos con el medio ambiente. Materiales como la madera de Mindi, el bambú, las plantas y ramas naturales y los acabados artesanales son algunos candidatos a tener en cuenta. El objetivo consiste en lograr un bonito collage natural. La propuesta es el modelo Vintage Bromo II, de Portobello Street.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Saturado

Si dispones de un amplio dormitorio, podrás permitirte el lujo de atreverte con gamas saturadas de color y crear combinaciones tan llamativas como la que firma Ikea. Amarillo, blanco, negro y el toque mágico de la madera logran una gran armonía. El cabecero pasa a formar parte de una prolongación perpendicular de la estructura de la cama, dejando todo el protagonismo al juego de luces que iluminan la parte central y a la mesilla minimalista en amarillo limón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Minimalismo hipster

El estilo hipster que inunda todos los hogares toca como por arte de magia este dormitorio en blanco, teñido de minimalismo. Un aire industrial se respira en los elementos gracias a las estructuras geométricas en metal negro. Y la ausencia de una pieza como tal cumpliendo la función de cabecero es lo que más nos llama la atención en esta propuesta de House Doctor, donde apuestan por sustituirlo por una amplia banda de cojines en tonos relajados. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios