Un dormitorio romántico con una decoración DIY

Un cabecero artesanal, unos cojines DIY y unos muebles originales han convertido este dormitorio con un toque personal en un espacio alegre, luminoso y muy romántico. Copia las manualidades y personaliza tu dormitorio.

image
1 de 9
Dormitorio en blanco y rosa

Los muebles multifuncionales permiten ahorrar espacio, como esta peculiar mesilla, cuyo asiento sirve de superficie y el respaldo, para colgar una manta o colcha extra. Silla/toallero Ragrund (39,99 €). Colcha Fabrina (7,99 €) y funda nórdica Emmie Ruta, en rosa y blanco (24,99 €). Todo, de la firma Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Cabecero de madera con corazones

En lugar de un diseño común hemos hecho dos individuales con tableros de bambú. Decóralos con dibujos, letras iniciales o con guirnaldas en forma de corazón. 

Cómo hacer este cabecero: apoya en el suelo los tableros y sujétalos a la base de la cama. Si no es posible, fíjalos a la pared. Decora cada lado con unas guirnaldas blancas dándoles forma de corazón.

Materiales: Dos tableros Hilver (59 €/1), guirnalda Vintermys, en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Lámparas de noche en el cabecero

Para colocar las lámparas de lectura, opta por
pequeños apliques atornillados al tablero o por un sistema para lámparas de techo fijado a unas varillas de madera.

Cómo hacer estas lámparas: Taladra un agujero en diagonal en cada tablero. Utiliza una broca del mismo diámetro que la varilla. Corta ésta en dos trozos iguales (o lleva la medida y que te lo corten en la tienda). Introduce cada varilla impregnada de cola blanca en su orificio. Cuando esté seca, cuelga el cable.

Materiales: Montura para lámpara Sekond (4,99 €), varilla de madera redonda, de Ikea, taladradora y broca, cola blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Cojines a juego

Sustituye la almohada única por dos modelos grandes y mullidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Cojines corazón

Realiza una composición más amplia con diseños de menor tamaño y completa la decoración con alguno hecho por ti.

Cómo hacer estos cojines: Dibuja en papel un corazón, corta dos piezas de tela, hilvana y cose por el revés. Dale la vuelta y rellena con el cojín interior realizando la misma operación.

Materiales para hacer cojines: cojín interior Inner y funda Elvilda de Ikea. Papel de unos 50 x 50 cm, alfileres, hilo y tijeras, máquina de coser.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Un armario original

Si eliges este tipo de patas, altas y delgadas, conviene que fijes el armario a la pared. De lo contrario, puede vencerse hacia adelante. Sobre el mueble: farol Gottgora (9,99 €); cuenco Arv (1,99 €) y jaula modelo Vintermys (9,99 €/2 unidades). Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Tiradores divertidos en el armario

El mueble original carecía de tirador, lo que permite crear uno a medida y personalizarlo. Puedes elegir lana de colores, corchos de botella, cuerdas o el cuero de un cinturón viejo, si prefieres darle un toque rústico. Nosotros aprovechamos el sobrante de la tela para realizar un divertido pompón de flecos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Un armario customizado

Fórralo con un papel pintado o una tela vistosa. Como la cola tarda en secarse, te permitirá rectificar si te tuerces al pegarlo. Dentro del armario, caja gris Kvarnvik, de Ikea (5,99 €).

Cómo hemos personalizado este armario: primero, forra el interior del mueble con la tela; para ello, toma las medidas de cada lado y trasládalas al papel. Coloca cada plantilla sobre la tela, marca y corta con cuidado, para evitar que la tela se deshilache. Retira la balda del mueble. Aplica cola sobre la madera y, sin estirar la tela, pega cada pieza desde arriba hacia abajo. Empieza por el fondo, sigue por los laterales, el interior de la puerta y la balda. Con los restos de tela realiza un pompón, a modo de tirador. Corta 8 tiras, júntalas, dóblalas por la mitad y anúdalas con una cinta. Haz un orificio en la puerta, introduce la cinta y haz un nudo como tope. Por último, atornilla las patas. 


Materiales que hemos usado para el armario: Armario de pared con puerta Fyndig; mide 40 x 35 x 60 cm (30 €), patas blancas Nipen (15 € cada unidad), tela Ikea PS 2014, en 150 cm de ancho (6,99 €/m) todo, de Ikea. Papel de estraza, cola blanca, tijeras y lápiz, atornillador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Las patas del armario

Para rematar la personalización del mueble, hemos añadido unas elegantes patas blancas, que le dan un acabado más estilizado. Coloca el mueble boca abajo y atorníllalas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios