Tocadores femeninos para tu dormitorio

Romántico y personal, con tus secretos de belleza, tus perfumes y las joyas de la cosmética a mano. Reflejo de la femineidad, el tocador es un clásico que vuelve. ¡Ponte guapa! 

Romántico, provenzal, country, vintage o moderno. El tocador tiene que reflejar también tu estilo de vida y adaptarse a la decoración del ambiente en el que lo vayas a ubicar. El dormitorio es el lugar idóneo, porque encaja en esa atmósfera íntima y personal que requiere un rincón beauty. Aunque el cuarto de baño o el vestidor son candidatos adecuados para acoger también todos tus tesoros de belleza, esos que ayudan a que el espejo te devuelva la imagen que quieres, organizados en exclusiva para ti.  

Las piezas imprescindibles:
- El mueble: Una consola, una mesa, un escritorio o, simplemente, una balda o módulo volado. Se trata de ganar una superficie de apoyo, que permita almacenar y ordenar nuestros básicos de tocador. No olvides un banco, silla, butaca, puf o escabel en el que sentarte. Elige tu asiento según la altura de la mesa.
- La luz: Preferible una fuente natural, pero cuando no es posible, ilumina la zona con una luminaria orientable. Descubre los espejos retroiluminados. ¿Sabías que la luz más apropiada para maquillarse es la blanca? 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un tocador equilibrado

Las piezas y complementos deco que escojas deben guardar relación estética entre ellos, bien en estilo, en tonalidades o en materiales. Lo ideal es que, además, se adapten a la decoración del dormitorio.

De Ikea: tocador Hemnes (249 €), taburete Ingolf (29,99 €) y aplique de pared (15,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un rincón coqueto

Los frascos en cristal y las formas suaves embellecen con su delicadeza. Perfumeros, un tarro para los algodones, un jarrón o copa con una flor cortada... déjalos a la vista y ¡presume de tocador! Te ayudará a conseguir el estilo romántico un espejo de moldura ornamentada. ¿Soluciones organizativas? Búscalas en Howards Storage World.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tu rincón más personal

En tu honor: En esos minutos que logras robarle al día para dedicárselos al cuidado de tu piel, deja a un lado las prisas. Solo tienes que estar pendiente del tiempo de aplicación de la mascarilla. ¡Relájate! 

Exhibir con estilo: Un tocador facilita las rutinas de belleza. ¡Todo está a mano! Hazte con envases, frascos, cajas, organizadores... Cualquier recipiente sirve.

De Lene Bjerre, vasos para vela (10,80 €) y con bastoncillos (8,40 €), y aceite para baño o masajes (17,90 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El espejo, la pieza clave en el tocador

Colgado en la pared o apoyado sobre la mesa. También existen diseños específicos de tocador a modo de bastidor de tres cuerpos o estructuras con cajones, que se adaptan a cualquier superficie.

Y para verte mejor... un espejo de mano, preciso en las distancias cortas. Elige un diseño con la lente de aumento. Espejo para tocador PS 2014, de Ikea (19,99 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles en plata

El estilo clásico funciona en este tipo de composiciones, tanto en el mobiliario como en
los complementos. ¿Qué te parece si optas por accesorios cromados? De Affari: espejo (90 €),
tarro Marina (24 €) y candelabro Stella (14 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un tocador actual

Si no quieres anclar tu tocador en el pasado porque la vanguardia es el leitmotiv de tu vida, ¡móntatelo en moderno! Líneas rectas y diseños limpios.

De la firma Punt, mesa Ernesta con compartimento y tapa con espejo (1.288 € en roble natural, en 1,20 x 0,51 x 0,74/0,85 m) y silla modelo Tyris (desde 193 € según el acabado).  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tocadores de película

Se consigue con piezas especiales que ponen el glamour y la elegancia de esos tocadores que nos han hecho suspirar al verlos en el cine. Cofres, cajas, jarrones, un marco, perfumeros, frascos antiguos, un cepillo de plata...

Un conjunto para chicas, de Ikea: espejo modelo Myken (9,99 €) y lámpara Krosby (15,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un tocador minimal

Inspírate en el diseño nórdico y escandinavo: sencillez y líneas depuradas, aunque con todo detalle. Solo deja a la vista lo estrictamente necesario, lo demás se guarda en cajas. Este módulo en madera con un espejo de gran tamaño y una cajón con bandeja es perfecto para los espacios más pequeños.

El uso de pinturas neutras es una de las claves de esta tendencia: azul Fiordo, de la línea Mix, y rosado Melocotón Suave, de Colores del Mundo. Ambos son de Bruguer. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios