Cómo sacar partido a un dormitorio pequeño

¿Tu dormitorio es pequeño? ¡No importa! Aquí tienes ideas fáciles de poner en práctica para sacarle más partido al espacio. 

image
1 de 12
Al final de la cama

Suele ser una zona desperdiciada, pero si colocas un baúl o un par de maletas apiladas, dispondrás de más espacio para guardar sábanas, fundas nórdicas o ropa de otra temporada. Este modelo es de Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Una cómoda en lugar de la mesilla

No renuncies a tener una cómoda. Una tendencia de moda consiste en sustituir las mesillas por una cómoda a un lado de la cama y una lámpara de pie al otro. ¿La ventaja? En ella podrás guardar prendas de ropa que no tendrían cabida en una mesilla. Esta, de Car Möbel, tiene cajones con diferente altura para rentabilizar mejor su espacio y almacenar bisutería, pañuelos o ropa en función del tamaño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Cabecero con sorpresa

En lugar de los modelos tradicionales, busca un diseño que proporcione un plus de utilidad. Brimnes, de Ikea, incluye estantes laterales que permiten prescindir de las mesillas. Sus medidas: 146 x 28 x 111 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Estantes de tamaño mini

Para colocar un par de velas o tu colección de tarritos de perfume, estos estantes con forma de casita tienen el fondo justo para decorar la pared sin obstaculizar el paso dentro del dormitorio. Son el modelo House, en 25 x 40 x 9 cm y en 30 x 10 x 45 cm (19,99 € el juego de los dos en las tiendas Casa).  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un diseño de obra, a medida

Cuando el dormitorio es muy estrecho, merece la pena invertir en un mueble de obra que se adapte a los metros disponibles. Este cabecero -que incluye una repisa corrida y una hornacina para tener los libros a mano- es una magnífica solución cuando queda poco espacio a ambos lados de la cama, ya que gracias a él no es necesario añadir mesillas. Es un diseño de Inma Barata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Aplique de pared

¿Tu mesilla es tan pequeña que ya no queda ni un centímetro libre para colocar en ella el despertador o las gafas de lectura? Sustituye la lámpara de sobremesa por un aplique de pared. Si es de brazo articulable, podrás modificar su orientación sin esfuerzo. Este modelo es de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Mesilla volada, la opción más ligera

Consiste en una balda que se fija a la pared y que, además de ocupar un espacio mínimo, logra que el ambiente parezca más despejado. ¿Te has fijado en los sistemas de iluminación? El flexo Hugo, en color fucsia, añade interés a este rinconcito. Y, para que la lectura sea perfecta, un flexo con pinza se sujeta al cabecero. Ambos son de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La lámpara, cuanto más estrecha, mejor

Se trata de una cuestión de proporciones. Si el dormitorio es pequeño, una lámpara de sobremesa con una pantalla de 40 cm de diámetro y una base ancha hará que el ambiente parezca diminuto. Busca un modelo que armonice con el espacio global del dormitorio. Pero que sea pequeño no quiere decir que pase desapercibido. Este modelo, de Bloomingville, solo tiene 15 cm de diámetro, pero su color rosa empolvado atraerá todas las miradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Sí a las lámparas de techo

En esta ocasión no te proponemos la ubicación tradicional, en el centro del dormitorio. Una tendencia en auge son las lámparas de suspensión con cable muy largo que se instalan sobre la mesilla, de manera que la pantalla quede a unos 45 cm de su superficie. ¿Sus ventajas? Liberas espacio en la mesilla y logras una iluminación ambiental con mucho encanto. El modelo Eva, de Modoluce, combina pantalla blanca y cable de colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Armario con puertas correderas

Es un básico en los dormitorios pequeños. Las hojas correderas se deslizan hacia los laterales y te permiten aprovechar el espacio que queda frente a ellas para colocar la cama u otros muebles sin temor a que los golpees al abrir la puerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Un espejo para dar profundidad

Los diseños de cuerpo entero reflejan la pared situada enfrente y multiplican la sensación de profundidad. ¿El resultado? El dormitorio parece el doble de grande. El modelo Get, de La Oca, tiene una estructura metálica en blanco y un organizador de bisutería en la parte trasera. ¡Dos en uno!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Galán de noche… con silla

El sueño de tener un galán de noche donde dejar preparada la ropa para el día siguiente no es incompatible con el espacio pequeño. Metamorfosi, de la firma Morelato, lo incluye en esta silla apta para dormitorios mini, que además te permitirá calzarte cómodamente.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios