Ropa de cama para dormir bien

El estrés, algún disgusto, la tensión… todo influye en la calidad del sueño. Aflojar la marcha y relativizar contribuyen a despejar los nubarrones en la cabeza y poder conciliar mejor el sueño al final de la jornada. Nuestro granito de arena: ropa de cama para sentirse bien y dormir mejor. 

image
1 de 8
Aire campestre con cabecero glamuroso

Romántico, con detalles delicados: borde con volantes, medallones bordados, encaje fino y motivos florales. Es el juego de cama con funda nórdica de algodón blanco Camelia, de Maisons du Monde. Se compone de una funda nórdica, en 2,60 x 2,40 m, con cierre mediante solapa y lazos, y de cuatro fundas de almohada, dos de 50 x 70 cm, y dos, de 63 x 63 cm. Un plus de femineidad: el cabecero Chesterfield, también de Maisons du Monde, con terciopelo de algodón, en capitoné, con tratamiento antimanchas Teflon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Motivos Paisley

En una paleta cromática muy femenina, con tonos malva y rosa, las pinceladas doradas que realzan los motivos, evocan la majestuosa belleza de los tejidos orientales. Funda nórdica Paisley, de Zara Home, en algodón.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Azules navy

Azul y blanco, tan fresco y atemporal, se combina aquí con el tejido jeans. El mix de azules navy y la luminosidad del blanco son las señas de identidad de muchos diseños de la firma Lexington, que se inspiran en el estilo New England, de la costa este norteamericana. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Aroma floral

Un lienzo de flores de escalas y colores diversos ganan relieve sobre el fondo oscuro de este diseño, que juega con sombras de diferente intensidad. Funda nórdica Alexandria Amethyst, de Designers Guild, en Usera Usera, en algodón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Blanco y crudo con efecto vintage

Por su luminosidad y la sensación pulcra que transmite, el blanco es un clásico en lencería e hogar. En esta cama, el blanco se decora con aplicaciones de cinta, en las sábanas de percal de algodón, y se combina con una elegante funda nórdica de satén estampado, con motivos diversos y un acabado vintage. Todo, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Frutos del bosque

Los tonos arándano, cereza, mora... son muy otoñales y un punto más modernos que los colores burdeos y rojo inglés. En esta cama, con cabecero clásico, se juega con tonalidades púrpura y ciruela, una mezcla femenina y sofisticada, con luminosidad extra por su contraste con blanco. Funda nórdica Ninette, en algodón; colcha Lizzy, y manta  Darcie. Todo, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Estampado celeste

Los estampados novedosos mezclan todo tipo de motivos, como en este diseño, donde hay un mix de ciervos, mariposas, flores y pájaros en total armonía sobre un fondo azul celeste. Es el coordinado Oh Deer, de Pip Studio, en percal de algodón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Urban Style

Tonos pizarra, grafito y cemento son clásicos del estilo urbanita. Con una pizca de blanco ganan un extra de luminosidad. En este cama, la funda es reversible, para cambiar la decoración del dormitorio cuando se quiera. Además, es muy práctica porque lleva corchetes a presión ocultos para que el edredón no se mueva, se quede en su sitio. Funda nórdica Stenklover, de Ikea, en algodón; incluye dos fundas de almohada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Textil