La importancia del color en el dormitorio: Ropa de cama

El color transmite unas sensaciones que debemos conocer y tener en cuenta a la hora de utilizarlo en la decoración de nuestros dormitorios. Combina sábanas, fundas nórdicas, cojines, almohadones, colchas... para crear ambientes en armonía.

image
1 de 9
Cuadros rojos

El rojo, usado en la decoración del dormitorio suele aportar un cierto toque romántico, pero si lo mezclas con blancos y tostados lograrás un ambiente masculino para la habitación de un jovencito.

La firma Lexington dispone de la colección Spring 14, toda la ropa de cama es 100% algodón. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Rayas en la cama

Las rayas son un elemento que dan mucho juego en la decoración. Si son verticales crean una sensación de altura que puedes utilizar si la habitación carece de ella, úsala en papeles en la pared, por ejemplo.

Las rayas horizontales amplían el espacio, por ello si los usas en la ropa de cama lograrás que parezca más amplio el espacio para dormir.

La firma Privium nos ofrece esta funda nórdica con las fundas de almohada incluídas en varios tamaños (desde 29,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Blanco y rojo

El blanco viste mucho las camas. Es siempre una ropa elegante y fresca, y con sutiles variaciones de tonalidad o de textura, evitarás la monotonía. Además, al cbinar con cualquier color, se adapta muy bien a la estética moderna.

En la foto, juego de funda nórdica (desde 14,95 €) en blanco con lazos de color rojo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Blanco total

El color blanco se define comunmente por ser luminoso y puro, por lo que si dispones de poca luz en el dormitorio, o las paredes están pintadas de un color muy oscuro, la ropa de cama blanca aportará claridad al espacio.

Puedes optar también por blancos con sutiles estampados como los de esta funda nórdica en suave color beige.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Armonía en el ambiente

Si no quieres renunciar a poner un cabecero a tu cama, que sea de colores claros para que no quede muy recargado el ambiente.

Te recomendamos esta cama con cabecero incluído (425 €) de madera maciza de roble, para camas de 150 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Destellos azules

El azul es el color del cielo y del mar, por lo que se suele asociar con la estabilidad y la profundidad.

En azul en la decoración transmite sensación de tranquilidad, dependiendo siempre del tono que se utilice. Para un dormitorio el azul clarito va perfecto. 

Te recomendamos esta funda nórdica de finas  rayas blancas y azules, de la marca Pivium (disponible en varios tamaños) desde 49,99 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Gotas naranjas

El naranja combina la energía del rojo y la felicidad del amarillo, por lo que es un color que da mucha estabilidad.

Puedes combinarlo en tu cama con cojines (15,99 €) isos en color blanco y algún motivo floral para que crear diferentes texturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Un mix de color

El patchwork, es una técnica que consiste en crear textiles con diferentes estampados y colores consiguiendo un divertido juego de sensaciones. Se suelen utilizar colores pasteles: azul, rosa, beige, mostaza, maquillaje... y estampados florales.

Esta colcha está disponible en varias medidas,  desde 69,95 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Cominación perfecta

El naranja puede resultar un color un poco intenso para el dormitorio y más si como en este caso la tela está recargada con estampados. Para suavizar el conjunto combina tu funda nórdica estampada con textiles lisos en mantas, sábanas o cojines.

La firma Dalini tiene cojines en lisos, de color mostaza por 9,99 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo