Dormitorios, ambientes personales

El clima que se respire en el dormitorio afecta a nuestro descanso y bienestar; elige los muebles adecuados y decóralo con mucho mimo en tu propio beneficio. Descubre cómo.

Todos suspiramos por un dormitorio de ensueño, decorado según las últimas tendencias, sofisticado a la par que deslumbrante. Perfecto, pero conviene otorgar más importancia a su función primordial: el descanso, la necesaria reposición de fuerzas y la desconexión mental para seguir funcionando al día siguiente. En paralelo a un interiorismo fantástico debe ir la correcta elección de los colores de las paredes, siempre sosegados y claros, para que aporten calma.

Los tonos más vibrantes, mejor reservarlos para los detalles. En esta línea, suave y envolvente, recomendamos un suelo cálido, de tarima a ser posible, o cubierto por alfombras que garanticen una pisada confortable. La cama es la pieza fundamental y alrededor de la que gira todo lo demás; ésta debe ser amplia y adecuada a los gustos de cada uno. Hay que tener en cuenta que a ambos lados de la misma deben quedar, al menos, 40 cm para la mesilla. En cuanto a la orientación, conviene situarla junto a la ventana, para evitar la luz directa.

Como complemento central, el cabecero protagoniza este espacio con modelos de todo tipo, color y material, aunque se recomienda que midan menos de 1,30 m de altura, para mantener el equilibrio. Muy importante contar con un buen armario, que garantice el orden, una butaca o un banco para dejar la ropa, y una iluminación en varias fases, con opción indirecta y ambiental. La ropa de cama, textiles y complementos serán los que definan el estilo final de la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio en blanco

Aquellos aficionados a la mezcla de colores intensos en los detalles encontrarán la mejor base en el blanco como tono dominante. Paredes, suelo y muebles en esta gama garantizan la perfecta armonía, aún con los tonos más vibrantes de la paleta.
Cama de www.car-moebel.de (349 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio luminoso

Si el tamaño de la habitación se queda algo reducido, es clave potenciar la difusión de la luz natural y garantizar su entrada directa. Las paredes y techo pintados en blanco roto agrandan el espacio y aumentan la claridad. Aquí, además, se apostó por una cama de hierro forjado acabado en blanco, muy ligera.
Textiles en azules y grises rebajados, de la colección Country Stripe, de Sanderson Home (desde 38,68 €/m en 1,40 m de ancho).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorios muy personales

Sentirse como en casa es para muchos rodearse de sus libros, sus fotos o sus láminas preferidas. Con todos estos elementos creamos una zona de descanso muy confortable, con cierto aire intelectual y cálidos muebles de madera natural. Los textiles en la gama de los morados y grises son un gran acierto como complemento a la hora de vestir la cama.
Cabecero modelo Naturaliste, de Maisons du Monde, en madera de mango maciza (desde 349 € en 1,40 m de ancho).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles por encargo

La gran ventaja de la mesilla es que al ser un mueble pequeño es fácil y asequible encargarlo a medida. Si escasea el espacio, un mueble tipo cubo con un estante divisorio y acabado en blanco para integrarlo mejor es fantástico.
Esta mesilla la encuentras en www.car-moebel.de por 125 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aires vintage en el dormtorio

Esta corriente inspirada en el estilo de otras épocas nos trae diseños tan atractivos como esta coqueta mesilla de noche, en madera de mango maciza y cierto aire nórdico. Es un diseño muy marcado que armoniza a la perfección junto a un cabecero de estilo clásico y algunos detalles más actuales.
Mesilla de noche modelo Trocadero, de Maisons du Monde (169 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una consola a modo de mesilla

Si queda espacio libre junto a la cama, sustituir la tradicional mesilla de noche por un mueble algo más grande, da un resultado excepcional. Una consola, una mesa auxiliar amplia o una cómoda de cajones son propuestas perfectas que aumentan las zonas de almacén del dormitorio al tiempo que proporcionan una superficie extra muy apreciada.
Todo de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ropa de cama con estampados

Atrévete a combinar varios estampados a la hora de vestir la cama; queda genial. La clave está en mantenerse siempre dentro de la misma gama de color y mezclar solo dos diseños.
Colección Spring 13, de Lexington: funda nórdica (desde 179 €) y cuadrantes (a partir de 42 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Sábanas o funda nórdica?

La importancia de la ropa de cama tiene una doble vertiente. Por una parte, la textura de las telas o la elección de sábanas o fundas nórdicas debe adaptarse exactamente a los gustos de cada uno para lograr el sosiego necesario. Por otro lado, la ropa de cama constituye muchas veces la cara decorativa de la habitación. Ya son muchos los que prescinden de colchas o cubrecamas a cambio de bonitas fundas nórdicas junto con plaids a tono y grandes almohadones.
Cama vestida con la colección Cassandra, de Designers Guild, de venta en Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Apuesta floral

Tanto los acabados de los muebles como los colores de las paredes e, incluso, el material del suelo influyen en la elección de la ropa de cama. Los estampados más llamativos, por ejemplo, deberían elegirse en habitaciones con predominio del blanco o colores claros como garantía de equilibrio. También los motivos del estampado deben cuidarse y optar por uno fresco y relajante; hay que tener presente que es el lugar de descanso diario donde las estridencias deben evitarse.
Colección Couture Rose, de Laura Ashley. Ropa de cama (desde 36 €). Toallas (desde 7 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de trabajo en el dormitorio

La tranquilidad que ofrece el dormitorio lo convierte en perfecta ubicación para un espacio de trabajo. Lo ideal es optar por una mesa tipo consola de poco fondo, para facilitar el paso, y mantener el asiento a modo de butaca descalzadora mientras no se necesite para trabajar; así se integrará mejor.
Mesa (275 € en www.car-moebel.de). Butaca, de Nordal (179,80 €). Cesta de mimbre, de House Doctor (32 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cómoda, imprescindible

Una cómoda de cajones de un tamaño acorde al espacio que queda libre en el dormitorio es la solución a la falta de espacio en el armario. Si elegimos un modelo coqueto y lo completamos con un espejo de pared y una silla bonita, contaremos con un rinconcito de tocador para acicalarnos tranquilamente.
Cómoda Papillón patinada y con una mariposa en el frente (249 € en Maisons du Monde).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cajones en el dormitorio

Si con los armarios no tienes suficiente espacio de almacén hazte con cajones para guardar las prendas pequeñas. Los auxiliares y los complementos de color personalizan la decoración del dormitorio.
Cómoda Celestine, de Maisons du Monde, (369 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios