Convierte tu dormitorio en un templo del descanso en 12 pasos

Para qué vas a salir de la cama cuando se está taaaan bien.

Dormitorio con cabecero entelado
Hearst

Tips para un descanso no exento de glamour y placer. Repasamos 12 ideas clave para montarte un dormitorio del que no querrás salir. Encuentra la cama perfecta, las sábanas más suaves, los muebles más prácticos (y bonitos)... Y disfruta de esas mañanas en las que no tienes prisa.

Dormitorio con bañera
Hearst
Do not disturb, please

Interiorismo del baño, del estudio de decoración Deleite Design.

Tanto si tu dormitorio cuenta con un baño integrado como si no, reserva unos minutos al día para relajarte: ¿practicas mindfulness, meditación, yoga? La ambientación es clave para sentir que estás en tu propio spa. Baja la intensidad de la luz y escucha tus listas de música chill out, zen o los sonidos de naturaleza de musicarelajante.es.

Aromaterapia
Cierras los ojos y, de pronto, te trasladas hacia rincones de tu memoria que creías olvidados: las galletas en el horno de la abuela o la hierba con rocío en los veranos de tu infancia. Las velas de My Jolie Candle huelen a ropa recién lavada, a flor de azahar… Y en su interior guardan una pequeña joya.

1 de 12
Perchero
Hearst
Como una celebrity

De Suhu, burro de roble lacado en blanco con dos cajones y perchas. En www.amazon.es (49,99 €).

Seguro que te ha pasado: te pones el pantalón y no te gusta con esos zapatos; entonces te das cuenta de que el problema en realidad lo tienen los jeans, y decides cambiarlos por un vestido que va con esos botines… que están sucios. Y cambio tras cambio, llegas tarde.

Pepara tu outfit con antelación en un perchero y cuida cada detalle: ropa —¿está planchada?—, calzado, bolso, collar, pañuelo…

2 de 12
Desayuno en la cama
Hearst
Hoy desayuno en mi cuarto

De Greengate: tetera (54,95 €), taza (19 €) y huevera (5,88 €).

Es finde, el despertador está amordazado y decides saborear la primera comida del día en la cama, como las protas casadas —¡qué discriminación!— de la serie Downton Abbey. Será más placentero si incluyes los alimentos reales y saludables que apunta Carlos Ríos, nutricionista y creador del blog www.realfooding.com: café o infusiones, copos de avena o centeno integrales, huevos, frutos secos, yogur, pechuga de pavo, jamón ibérico, aceite de oliva virgen extra…

Echa un vistazo: DESAYUNOS SEGÚN LA NUEVA PIRÁMIDE ALIMENTICIA

3 de 12
Dormitorio con muebles de madera
Hearst
Por fin, maratón de series

Mesa de noche de roble Trestle room (299 €) y lámpara Sagres (69 €), de El Corte Inglés.

Sí, es un placer taparte con la mantita y ver del tirón cuatro capítulos. Pero ¡ay, los riñones!

Hazlo de forma correcta: sentada, con la espalda apoyada en el cabecero y una almohada lumbar que te proteja esta zona. Para que la luz no proyecte brillos en la pantalla, opta por una cálida, orientable y cuya intensidad se pueda graduar.

4 de 12
Cama y cojines
Hearst
Pero ¿desde cuándo tienes el colchón?

En la imagen, cabecero acolchado Capri, de MaxColchon (desde 135,19 €).

Si supera los 9/10 años, es hora de que lo cambies, porque de él depende un descanso de calidad. En MaxColchon encontrarás viscoelásticos o adaptables, que ahora se presentan perforados para una mejor transpirabilidad, con grafeno que disipan el calor y capaces de reducir tensiones —especiales para deportistas—. Además, sus canapés con apertura frontal o lateral te permitirán almacenar debajo del colchón lo que necesites.

Echa un vistazo: LA GUÍA DEFINITIVA PARA ELEGIR TU COLCHÓN IDEAL

5 de 12
Dormitorio en tonos neutros y tierra
Hearst
"Yo de aquí no salgo"

Pinturas: Majestic Pure Color Comfort Grey en pared y Senses, en el cabecero (39,90 €/4 litros), de Jotun.

Cuanto más acogedora sea la pintura en el dormitorio, mejor te sentirás. La gama del green es tendencia pero Andreu Guardi, experto en color de Jotun, también apuesta por "la mezcla de nuevos neutros como grises, melocotones o beis, que transmiten calma y crean zonas de confort".

6 de 12
Dormitorio con cabecero entelado
Hearst
Uy, si me tumbo, me duermo

Telas: modelo Concentric en el cabecero, y Hojas Poacea y Forma en los cojines. En algodón, viscosa y lino, son de la colección Zanzíbar, de la firma Scion (78,90 €/m). Distribuye Pepe Peñalver.

Seamos realistas: dormimos menos de lo que deberíamos, por eso siempre tenemos sueño. Si quieres leer sin que se te cierren los ojos, hazlo en una silla. "Apoya la espalda recta en el respaldo ajustando su posición en la zona lumbar, con los pies ligeramente más adelantados a las rodillas"­—aconseja el equipo de Alfisio, de Madrid—. Para mantener la cabeza erguida, utiliza soportes a modo de atril y relaja los brazos".

7 de 12
Cama con almohadones
Hearst
Ni frío ni calor

Almohadones Cotvel, de lino y terciopelo de algodón, rellenos de pluma, en 60 x 40 cm, de Gancedo (83 €).

Para dormir tranquila, la firma Gancedo recomienda "hacerse con un edredón y acompañarlo de ropa de cama en tonos cálidos, con cojines y almohadones que te ayuden a sentir más cómoda". Existen almohadas firmes de viscoelástica y látex, mullidas de fibra o transpirables de plumón.

8 de 12
Banco con almacenaje a los pies de la cama
Hearst
Ahora voy y lo hago

Banco modelo Stocksund, con funda de algodón y poliéster, y patas de haya (249 €). En Ikea.

Ordenar no es lo mismo que esconder. Si ocultas tus álbumes de scrap, cuadernos de lettering, pinturas, lanas y otros materiales en un lugar tan recóndito que implique un esfuerzo para llegar a él, nunca volverás a encontrarlos.

El escritorio, la cómoda o un banco con capacidad de almacén a los pies de la cama, son opciones más realistas a la hora de guardar tu universo #hazlotumismo.

9 de 12
Expositor de collares en la mesilla
Hearst
Mira que me quedan bien

Soporte de joyas en madera y metal, de Songmics. En www.amazon.es (13,99 €).

No se sabe por qué, pero cuando te los pones, te sientes una auténtica it girl: ese collar que te compraste en vacaciones, los pendientes XL con los que triunfas siempre…

En un expositor como este los tendrás a mano para ponértelos si te apetece hacer un selfie de deliciosa pereza y subirlo.

10 de 12
Dormitorio: Mesilla con ruedas y almacenaje Lubban, de Ikea
Hearst
Fiel a tus rituales

Mesa con ruedas y almacenaje Lubban, de Ikea (59 €).

Darte crema en las manos, escuchar música relajante, ojear Micasa antes de dormirte, curiosear en el móvil quién ve tu story… ¿Cuál es tu ritual? Para tener cerca todo lo que utilizas, es imprescindible una mesilla de noche, una silla o simplemente un taburete. ¿Sabías que, según el feng shui, tener una mesilla a cada lado de la cama aporta equilibrio a la pareja?

¿Y por la mañana?
¿Qué es lo primero que ves cuando te despiertas cada mañana? Si quieres empezar con una sonrisa, coloca en la mesilla de noche objetos que te hagan feliz: la foto de tus hijos, unas flores, ese vaso de agua que te regalaron con la leyenda Yes, you can… Verás cómo surte efecto.

11 de 12
Dormitorio con tocador Hemnes, de Ikea
Hearst
Chica guapa

Tocador modelo Hemnes, de Ikea, con cajones. Mide 100 x 50 x 159 cm (149 €).

Desde que ves tutoriales de maquillaje, ¡hay que ver cómo te sacas partido! Es cuestión de prueba-error y de tener un rincón para experimentar sin que nadie te pida a gritos que salgas.

Coloca un tocador en tu dormitorio —también puedes añadir un espejo a tu escritorio—, y practica tus tips #beauty. Acuérdate de incluir algodones para desmaquillarte.

12 de 12
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios