Ideas y tendencias para vestir tu cama con ropa de verano

Adelántate al verano y dale a tu dormitorio un plus de frescura vistiendo la cama con tejidos ligeros y motivos que invitan a soñar.

Ropa de cama
Hearst

La espera de las ansiadas vacaciones, crea un mundo de sensaciones llenas de frescura con un nuevo look en el dormitorio. Los tejidos naturales son más sostenibles, están libres de tóxicos y facilitan la ventilación. Aunque existen otros recursos para bajar unos grados el termómetro, como colores y motivos refrescantes. Lo principal es encontrar un refugio placentero, mientras sesteamos o dejamos pasar las horas tumbados sobre la cama con el modo relajación on.

Dormitorio abuhardillado
Hearst
Con tonos empolvados

Los colores azul celeste y melocotón se combinan con el blanco para crear un ambiente armónico, que cobra vida gracias a los motivos étnicos de la colección textil Osaka. Colcha ligera, de fácil lavado y con relleno de poliéster (44,95 €), y funda de cojín (4,95 €), de La Mallorquina.

1 de 8
Dormitorio rústico y fresco
Hearst
Natural

El frescor no se consigue solo con la ropa de cama.

El color blanco en paredes, techo y suelo refresca un ambiente. Para que sea acogedor, añade detalles y muebles auxiliares elaborados con fibras y madera raw.

Fundas, de Magic Linen: de edredón (144 €) y de almohada (desde 40 €/juego de dos piezas).

2 de 8
Dormitorio: ropa de cama de IKEA
Hearst
Funda

PUESTA EN ESCENA. En este ambiente, las cortinas parecen a punto de mecerse al son de la brisa que entra por las ventanas. Los tonos azules de la ropa de cama —a rayas y en zigzag— nos trasladan a la playa.

DETALLES SENSORIALES. Refresca la vista con una rama de hiedra sobre el cabecero y activa el tacto con las esteras de fibra que tocan tus pies recién levantada.

Funda modelo Nyponros, para edredón, y dos almohadas (44,99 €). De Ikea.

3 de 8
Ropa de cama con corales
Hearst
En el fondo del océano

Da un paso más allá de los estampados marineros clásicos, con rayas azules y blancas, que ya son un must have en la decoración veraniega.

Corales y estrellas nos invitan a realizar una inmersión en medio del mar. Como los de este cojín de algodón 100 % (7,99 €) y funda nórdica (27,99 €), de La Redoute Interieurs.

4 de 8
Dormitorio de madera y fibras naturales
Hearst
Robinson

Se llevan los ambientes que parecen sacados de una cabaña en una playa desierta. Evocarla resulta refrescante, más aún si vistes la cama con colores verdes que recuerdan a la vegetación.

Juego de cama (69,99 €), que se coordina con el cojín bicolor (25,99 €). Todo es de Maisons du Monde.

5 de 8
Dormitorio en colores lisos y claros
Hearst
Lisos y claros

El blanco recuerda a las casitas mediterráneas con paredes encaladas que impiden que entre el calor. Esta sensación de frescura se traslada también a la ropa de hogar.

Para que no resulte plano, utiliza diferentes tonos de la gama y elige detalles con textura.

Cabecero acolchado (29,99 ), funda de cojín en macramé (29,99 €) y sábanas (17,99 €) . Todo, de Muy Mucho.

6 de 8
Ropa de cama print paisley
Hearst
Viaje a la India

El print paisley evoca destinos exóticos y cálidos, como estos en tono magenta.

¿Sabías cuándo se popularizaron estos motivos? Durante el movimiento hippy en los años 60 y, desde entonces, no nos han abandonado.

Cubrecama acolchado (219 €), cojines (desde 15,95 €) y sábana (159 €), de Bassetti.

7 de 8
Cojín North Garden, con print acuarela
Hearst
Cuestión de piel

El lino y el algodón son materiales ligeros y transpirables.

El cojín North Garden, con print acuarela, combina ambos tejidos. En El Corte Inglés (65 €).

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios