Dormitorios con baño integrado

Unir ambas estancias es una opción muy práctica y, sobre todo, muy cómoda. Pero, ¿cómo integrarlas bien? Te ofrecemos diversas soluciones para que elijas la que mejor te venga

image
D.R.

Unir un baño a un dormitorio es una opción muy práctica y, sobre todo, muy cómoda. Pero, ¿cómo integrarlas bien? Te ofrecemos diversas soluciones para que elijas la que mejor te venga

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Ubicado al fondo
D.R.

Ha sido el lugar elegido para situar el baño, junto a los armarios. Así, de este modo, queda dentro de la habitación pero completamente independiente, ya que se cierra con una puerta de cristal. Una buena idea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Con lavabo a la vista
D.R.

Ambos espacios se encuentran abiertos y bien comunicados. Las mesitas tienen una balda para colocar cajas de gran tamaño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Tabiques parciales
D.R.

Dos muretes de obra ayudan a integrar el baño en poco espacio.El blanco y azul se combinan en el mobiliario y todos los accesorios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 La cama bajo la ventana
D.R.

Ahí es donde se ha emplazado el área de descanso, para disponer de más claridad. El cabecero, de Espacio en Blanco por Ebanistería Meneses, aprovecha todo el ancho de la pared y dispone de zona de almacén. Juego de cama, de Ikea, y lámpara, de India & Pacific. Un fino estor filtra el paso de luz cuando se quiere más intimidad. Un cojín étnico, de Luzio –como la manta–, anima el ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Baño semielevado
D.R.

Ubicado en un nivel superior, se accede a él por un escalón.El cabecero se ha creado con un panel de madera pintada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Uniformidad de tonos
D.R.

Es lo que une ambos ambientes, decorados con colores crudos y marrones.En el baño, destaca el mueble en wengué, hecho a medida y diseñado por Miluca Armengol. Acoge un lavabo blanco, de Ikea, acompañado por un espejo antiguo, de El Rastro de Madrid. El papel de círculos que cubre la pared es el mismo que el de la zona del cabecero. En la esquina, la ducha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Conectados por un pasillo
D.R.

La cama está situada junto a la ventana y la zona central se ha reservado para hacer un armario a medida que va del suelo al techo. Enfrente se ha ubicado un lavabo sobre una encimera suspendida y, a ambos lados, dos muebles zapateros. El espejo multiplica la luz en esta zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Con un estilo rústico
D.R.

Los tabiques, que no llegan al techo para dejar pasar luz al baño, tienen un doble uso: uno de ellos sirve de apoyo por delante al mueble de lavabo, que es de obra, y a la ducha por detrás, que queda oculta. El otro camufla el inodoro. Una idea genial para cuartos mini.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 Un pequeño aseo independiente
D.R.

Un mueble de lavabo, diseño de Espacio en Blanco y realizado por Ebanistería Meneses, marca la entrada al baño. El inodoro y la ducha quedan aislados con una puerta de cristal y se han revestido con unos azulejos de color beis, de Via Cerámica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 Espacios separados
D.R.

A la entrada, un vestidor y un baño preceden a la zona de cama.Continuidad visualLa madera de roble es el nexo de unión entre la zona de dormir y el baño y el vestidor. En este último, diseñado por Espacio en Blanco y realizado por Ebanistería Meneses, se ha puesto un armario con puertas de espejo para dar sensación de amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 Aislado por muretes
D.R.

La zona de ducha se oculta tras un frente con puertas de cristal. El lavabo, exento, se ha colocado sobre una balda volada en una pared revestida de piedra. Enfrente están los armarios, con puertas de vidrio, al igual que el acceso al aseo.
Otras ideas para copiar
◗ Abrir un vano en el tabique que separa el dormitorio y el baño es una excelente opción. Eso sí, en este caso es importante aislar el inodoro.
◗ Si el baño y el dormitorio son contiguos, puedes hacer un tabique de pavés con una puerta de vidrio para comunicarlos.
◗ Si tienes pocos metros, ubica el aseo al fondo. Sepáralo por una hoja de cristal al ácido fija, de forma que se vea sólo el lavabo, y la ducha y el inodoro queden escondidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 Un mueble en forma de L
D.R.

Ubicado en la parte central del dormitorio, alberga la zona de lavabo, sirve para guardar y funciona también como mesilla al prolongarse hasta la cama. En acabado cerezo y con encimera de Silestone blanco, está realizado a medida por Acana. Con mucho sitio para guardar, gracias a unos armarios bajos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 El vestidor, a la entrada
D.R.

Dos armarios empotrados de 4 m de largo, hechos a medida por Acana, proporcionan espacio para guardar toda la ropa. Están fabricados con marcos de madera de roble y puertas deslizantes de vidrio blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 Aseo con mucha luz
D.R.

Situado justo enfrente del mueble bajo, se ha independizado con una práctica puerta corredera de cristal al ácido que no resta sitio y, además, deja pasar la claridad. Cuenta con un toallero incorporado. El inodoro y la ducha están separados por un murete de pavés. Las ventanas de techo aportan gran luminosidad a todo el cuarto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios