Cabeceros y mesillas: Encuentra la pareja perfecta

El cabecero y la mesilla forman pareja de hecho en el dormitorio. Contrastar estilos, alternar materiales, romper la simetría... ¡prueba alguna de estas opciones!

image
1 de 11
Forja y madera

Únete a la corriente vintage con una composición de esencia romántica. El cabecero de forja en color negro y la mesilla en madera teñida de oscuro se han suavizado con detalles en plata pulida y labrada. Resta dureza a los tonos negros y grises con ropa de cama en colores suaves. De House Doctor: manta Hannah (331,25 €), cojín Flora (37,63 €) y lámpara Retro (143 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Contraste de materiales

La mezcla de acabados enriquece la decoración. Pon un toque atrevido con una mesilla de polipropileno, como este modelo de Kartell, y el cabecero de rafia y madera, de Banak Importa. Remátalo con una nota de color. Cojines, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Capacidad de almacenaje

¿Necesitas guardar muchas cosas? Entonces tienes prohibidas las mesillas minimalistas. Tu opción es una pieza con cajones o puertas, que te permita mantener el orden. La de la imagen es una cajonera alta, en un acabado que imita piel con las costuras vistas en beis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Cabecero y mesilla de obra

Un tabique delimita la zona de descanso del baño en este dormitorio. Se trata de un diseño funcional, que actúa de cabecero y que incluye una hornacina muy útil como mesilla de noche. La ropa de cama procede de Zara Home. Cojines, de Laetitia’s Amberes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Instala luces

Si tu dormitorio es alargado y diáfano y vas a poner en práctica esta propuesta para separar ambientes, no olvides planificar puntos de luz en el interior del vano, así como tomas de enchufes. Instala varios halógenos empotrados y orientables para que puedas utilizarlos como luz de lectura.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Arte en el cabecero

Una composición de fotos enmarcadas es perfecta para decorar la pared en la que se apoya la cama y prescindir de cabecero. Escoge marcos sencillos en el mismo acabado de la mesilla, para crear equilibrio. Marcos Ribba, mesilla Vejmon, cojines de topos y colcha Kilan; todo, de Ikea. Lámpara de mesa, de El Globo Muebles. Mesas nido, de Oficios de Ayer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Mesas nido

Dos o tres, pero con varios modelos auxiliares a modo de mesilla rompes la simetría de la composición. Con formas contorneadas, de espejo o cúbicas, hay muchas opciones para elegir en función del estilo del dormitorio y de la elección del cabecero. Aquí, una cama en hierro, de diseño clásico en color blanco, se complementa con dos mesitas en laca del mismo tono. Una elección romántica, animada con ropa de cama de estampado floral. Cama y mesitas, similares en Laura Ashley. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Estilos contrastados

Aunque fiel a un estilo clásico, el remate de tachuelas del cabecero pone la nota actual. Recupera una vieja mesilla de evocación francesa y píntala a rayas en dos tonalidades tierra. Cabecero, de Lienzo de los Gazules. Mesilla, de Moon. Manta, de KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Piezas destacadas para decorar el cabecero

Haz un guiño a la originalidad y coloca como cabecero un biombo. Éste, de hierro forjado, por tamaño y diseño, se convierte en la referencia decorativa. Con una opción tan atrevida, la mesilla no puede interferir con su presencia. La solución: un modelo de línea ligera, minimalista. Mesilla, lámpara y florero, de Balda. Colcha, de Ikea. Ropa de cama, de Usera Usera y de Paniker. El biombo fue adquirido en un viaje por el propietario de la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Cabecero a medida

Una excelente solución para dormitorios pequeños: un cabecero corrido, con el fondo necesario para apoyar láminas y cuadros, y una ménsula volada, que incluye los interruptores para encender y apagar la luz general del dormitorio desde la cama. Lámpara de mesa, de venta en Batavia. Cama, de Ikea. Colcha y cojines, de Becara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Estilo retro y práctico

Cada vez es más frecuente convertir un loft en la vivienda habitual. En los casos en los que el dormitorio se sitúa en la planta superior, un murete de obra proporciona privacidad al espacio, hace de cabecero y es una solución práctica para instalar los enchufes e interruptores necesarios. Todos los detalles, las tonalidades y las mesillas mantienen la misma línea retro soft. Mesas y lámpara, de Cottage Little House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios