Ideas para guardar en el dormitorio

Cuando el armario se queda pequeño, por muy bien organizado que esté, se impone buscar soluciones decorativas que multipliquen el espacio de almacén. Un baúl, un galán de noche, un biombo o un mueble de cajones se integran bien en estas habitaciones.

image
1 de 8
Almacenar en vertical

Si hay una pieza que no puede faltar en los espacios diáfanos es un biombo. Te proponemos utilizarlo en el dormitorio para delimitar la zona de vestidor o, simplemente, para crear un rincón íntimo donde cambiarte y dejar la ropa al llegar a casa. Coloca un puf o un taburete para sentarte cuando te descalces y algunos ganchos para dejar que las prendas se aireen. ¿Otro uso? Llénalo de pequeñas perchas para organizar complementos como bolsos, pañuelos y collares. Encontrarás diseños como el de la foto en Maisons du Monde. Cojines: acolchados, en Rice, y con bordados de estampado nórdico, en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Cajones bajo la cama

Antes de elegir la distribución de tu habitación, dedica un tiempo a pensar qué vas a tener que guardar y, a partir de ahí, organiza el espacio y aprovecha cada rincón. Cuando se trata de canapés de altura convencional, debajo de la cama siempre hay hueco. La solución: cajones extraíbles o cajas con ruedas. Pero si quieres ir más allá, busca un cabecero como el modelo Brimnes, para poner a salvo tus secretos más preciados en sus compartimentos. Cama Brimnes y cómoda y armario Aspelund. Todo, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Bancos y baúles

Cuando la habitación es ancha, una opción es colocar un banco con cajones, un baúl o unas maletas antiguas a los pies de la cama. Todos ellos son muy prácticos para tener a mano mantas, guardar los cojines que visten la cama por la noche o cualquier cosa que no quieras que quede a la vista. Hay tantos diseños que, seguro, encuentras el que mejor se adapte a tu estilo: vintage, clásico, rústico, actual... Estos módulos de almacenaje tienen la tapa deslizante, por lo que no necesitarás retirar lo que coloques encima cada vez que tengas que buscar algo en su interior. Son de la colección Malm, de venta en Ikea, y miden 85 x 42 x 30 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Percheros imprescindibles

Para mantener el orden y que cada cosa tenga su lugar es más importante cómo organizar el espacio que las dimensiones del mismo. Y no todo tiene que quedar guardado en armarios o cajones. Los percheros son ideales para dejar el bolso que lleves en ese momento o la chaqueta al llegar, pero también para preparar la ropa que te pondrás al día siguiente si eres de las que les gusta dejar todo bien organizado antes de acostarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Junto al armario

Es el mejor lugar para colocar un galán sin restar amplitud. Si cuentas con un rincón espacioso, complétalo con un espejo de cuerpo entero y un asiento. Con esta solución la zona del armario se parecerá más al vestidor por el que, seguro, tú también suspiras. A la hora de escoger el galán, elige un diseño acorde con las dimensiones y decoración de la habitación. Un consejo: busca uno que tenga una pequeña bandeja en la que dejar la bisutería, las llaves, el móvil... Butaca modelo Balmaseda, de venta en KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Almacenaje oculto

Almacenaje oculto En sólo 31 cm, que es lo que se separa de la pared, este cabecero esconde un módulo extraíble para guardar las cosas que quieres tener a mano pero preservadas de miradas, bien por intimidad, o para evitar que se ensucien. Como necesitas dejar despejados los laterales de la cama para acceder al interior, coloca las lámparas de mesa sobre la repisa junto a un par de cuadros. ¿No te parece una ingeniosa solución para dormitorios pequeños? De Ikea: estructura de cama, de la colección Malm, para colchón de 1,40 x 2 m y cabecero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Recicla muebles

¡Quién lo iba a decir! Hay muebles de anticuario con tanto encanto que con su presencia ponen una nota de distinción en cualquier rincón. Un archivador de oficina de aire retro con las esquinas redondeadas ha adquirido un nuevo uso como chifonier, destinado a la ropa de menor tamaño y a los complementos. Se ha completado con una original barra en la pared con varios apartados en los que colgar hasta siete perchas con las prendas de frente. Junto a un antiguo maniquí de modista quedará un rincón especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Pequeña biblioteca en el dormitorio

¿Eres una adicta a la lectura y ya no sabes dónde almacenar más libros? Entonces hay que buscar soluciones y el dormitorio también es un buen lugar para guardar las historias que más te han gustado, esas que te apetece releer cada cierto tiempo. Estantería, de Oficios de Ayer. Mesilla, de Pez. Lámpara, de Ideas Luz. Cojines, de las firmas Textura y Maison de Vacances. Sobre el cabecero: guirnalda, de venta en Depapel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios