Un dormitorio más luminoso

Combina revestimientos en tonos claros y muebles laqueados en beis si quieres darle un aire nuevo a tu dormitorio. Lograrás un ambiente muy luminoso que podrás animar con detalles y complementos en color fresa.

Quieres renovar tu dormitorio? Toma buena nota de las siguientes propuestas y te resultará más sencillo.

Opta por tonos claros, sin estridencias, que inviten al descanso y que potencien la luz natural. Beis, crudo o vainilla resultan más cálidos y decorativos que el blanco y son perfectos para combinar con complementos o tapicerías en tonos más intensos como fresa, turquesa, verde o naranja.

El acabado de los muebles. Los modelos laqueados en color crudo se integran muy bien en la decoración y no agobian el espacio. Además, si están hechos con DM, resultan más económicos. Los diseños realizados en madera son muy cálidos, y si te decides por acabados claros como el haya o el abedul, también resultan ligeros. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paredes y muebles.

Elige el mismo color vainilla para las paredes y los muebles del dormitorio; es un tono luminoso y elegante. Te servirá como base a la que puedes añadir detalles y complementos en un tono fresa intenso, que darán un aire femenino a la habitación. De VTV: conjunto de cabecero, en 1,50 x 0,30 x 0,85 m, con dos mesillas, de 50 x 30 x 85 cm, laqueado en color vainilla; banco de bambú; librero, butí y lámpara. Cuadrantes de color fresa, de Casa. Bolso, de Usera Usera. Fular, de Antennae.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Divide visualmente el espacio con un zócalo de papel pintado

Elige un papel de tonalidades similares al resto de las paredes; así, diferenciarás esta zona pero sin que el cambio sea demasiado brusco. Escritorio, en 1,30 x 0,80 x 0,50 m y silla en VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Combina muebles claros con detalles en un tono llamativo

Una combinación muy atractiva que, además, te permitirá variar la decoración con sólo sustituir los complementos o la ropa de cama. La mesilla laqueada en color beis y la caja son de VTV. Velas cuadradas, de Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si tu dormitorio no es muy amplio,

busca muebles verstiles. Como este banco con ruedas sobre el que podrás poner el televisor o darle un uso diferente: miniestantería, zapatero, etc. Pertenece al programa Pueblo de Abeto’s.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Utiliza una cesta para almacenar la ropa de cama, almohadas o edredones.

Elige un modelo bonito que puedas dejar a la vista, sobre la cómoda, en una estantería o debajo de la mesilla. Cesta con remate y asas de madera y estructura realizada con fibra vegetal en La Nueva Cestería Felipe Mulas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Busca una manta que entone con la ropa de cama y la decoración del dormitorio.

Durante los meses más fríos de otoño e invierno los tonos teja, camel, marrones y rojizos contribuyen a crear la sensación de calidez. Manta acrílica; mide 1,40 x 1,70 m en Vega & House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estas cajas de fibra resultan muy prácticas para guardar collares, pulseras, anillos, etc.

Están realizadas artesanalmente en Madagascar, tienen un tono madera muy bonito conseguido con tintes naturales y los comercializa la ONG La Casa del Agua de Coco (el juego de tres cajas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios