Un dormitorio en verde y fresa

La combinación de tonos inspirados en la naturaleza en el dormitorio siempre da resultado. El verde manzana, de las hojas, y el fresa, de las flores, es un esquema decorativo con el que se logra un ambiente fresco y alegre.

Los dormitorios decorados en colores vistosos resultan más acogedores y cálidos que los blancos. Sin embargo, su uso requiere ciertas normas. El verde invita al descanso, pero procura que la pintura incluya unas notas de negro para matizar su intensidad y lograr un efecto más elegante. Reserva los tonos intensos —fresa y fucsia— para los complementos. Atrévete a combinarlos con el naranja, una apuesta de última moda. Utiliza los tonos neutros para equilibrar el ambiente. Pinta el techo de blanco y opta por muebles de maderas en acabado natural o que alternen frentes laqueados en tonos claros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Quieres conseguir un dormitorio con carácter?

Apuesta por la mezcla de estilos. Las habitaciones coordinadas hasta el último detalle terminan cansando con el tiempo. Opta, mejor, por una sugerente fusión. Aquí, el equipo de decoradores de Casagrande optó por un original cabecero de forja decorado con flores, diseñado por José Antonio Gómez Bornes. Sus líneas, ingenuas y femeninas, ponen una nota divertida en el sereno ambiente pintado de verde. Las mesillas de haya con el frente laqueado en blanco destacan por su diseño actual, mientras que la tela a rayas añade dinamismo y color. Todo, en Casagrande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elige una lámpara de mesa a juego con el cabecero

Si te decides por un diseño tan llamativo como éste lo mejor es repetirlo; así conseguirás una sensación de conjunto armónica que contrastarás con telas u otros complementos. Lámpara en Casagrande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oculta la barra de las cortinas con un bandó

Un sistema más económico que las galerías de madera es colocar un riel de aluminio en la pared y fijar a él un bandó con Velcro. Así lo quitarás fácilmente para lavar. Confección de cortina y bandó en Casagrande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las pantallas

en tonos claros facilitan el paso de la luz. Si te gusta leer en la cama, apuesta por ellas. De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Consigue un efecto muy natural

con complementos en la misma gama de color pero en unos tonos más apagados. Puedes conseguir una sensación similar con telas vaporosas, como la gasa o la seda. Cojines de seda en Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No mezcles telas estampadas o se solaparán y perderán su efecto decorativo.

Altérnalas con ropa de cama lisa. Telas: a cuadros y lisa en Lienzo de los Gazules; a rayas en KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los tonos verdes son perfectos para dormitorios, ya que resultan muy relajantes.

Una paleta de color que siempre da resultado es verde en la pared, fresa para el textil, y la gama de los blancos en muebles y complementos. Pintura verde B190 Esencia Tropical, de Valentine.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios