Ideas para decorar el dormitorio con todos los sentidos

Disfrutar de la suavidad de una alfombra de lana bajo los pies o sucumbir a unos almohadones mullidos. En esta estancia tan personal cada detalle aporta delicados matices que moldean una atmósfera sosegada, que parece hecha a medida. Toma nota.

image
1 de 12
Un dormitorio de ensueño

El objetivo principal de la decoración del dormitorio es que resulte sugerente y afín a los gustos de su propietario. Flores, mariposas, espejos, maniquíes y vaporosos tejidos son siempre un reflejo de feminidad. Plaid verde, de Antennae. Cuadros, de Cucamona. Marcos dorados, de Brocar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Perfecto equilibrio cromático

Cuando recurras a colores con intensidad, procura que el blanco prime en las paredes e, incluso, en el mobiliario. La cama, acaparadora de las miradas, es perfecta para combinar tonos vivos en los textiles y reservar así las gamas neutras para las cortinas o estores que vistan las ventanas. De esta manera la luz, un elemento esencial para crear un espacio cálido, bañará toda la estancia. Los acabados de madera en el suelo, frentes de armario, carpintería o detalles concretos equilibran el conjunto con acierto. Colcha y cojines, de Filocolore. Mesita auxiliar negra modelo Fat Fat, diseño de Patricia Urquiola para B&B Italia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Colores vitales en el dormitorio

Los complementos de vistosos colores sobre una base en la que predomina el blanco crean sensación de profundidad. No es necesario saturar con muchas tonalidades. Fíjate en este dormitorio: bastan unas pinceladas para personalizarlo. La cama es un diseño de María Lantero. Cojines, de BSB y Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Un dormitorio con espíritu desenfadado

Si eres vital por naturaleza y te gustan las combinaciones llamativas, no renuncies a ello. Sólo debes tener en cuenta que en demasía el efecto resultará caótico. ¿Cómo conseguir una armonía? Reserva el mix cromático para un elemento principal, como la colcha que vista la cama o un cuadro en la pared al más puro estilo de la cultura pop art o del simbolismo del artista Gustav Klimt. Estructura de cama Trondheim, en 1,40 x 2 m, lámpara Samtid; sillón Karlstad con funda Blekinge; alfombra Hampen de pelo largo, en 1,33 x 1,95 m, y piel de oveja Ludde. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un dormitorio al natural

Cualquiera de las tonalidades e intensidades de la gama de los azules y de los grises encaja a la perfección con la madera en un acabado natural o lavado. Decora la estancia con muebles lacados, un dosel en madera, complementos en acero y, por qué no, una cómoda o una mesilla espejada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
La elegancia de una gama

El gris piedra se enriquece aquí con notas irisadas o metalizadas que le aportan brillo. Es el reflejo del estilo y la sofisticación. Un acertado juego de texturas aporta calidez en este dormitorio decorado por Carrillo Proyectos para la última edición de Casa Decor Madrid. Portafoto giratorio, de EMDE. Y si quieres llevar la luz a un cuarto oscuro, recurre a los espejos. No te pierdas la variedad de modelos que la firma EMDE te ofrece.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Inyección de vitalidad

El azul eléctrico en combinación con tonos suaves ofrece un toque refrescante y evoca modernidad. Utilízalo en ambientes clásicos para romper la solemnidad de las piezas más tradicionales. ¡Verás qué efecto! Lejos de aportar frialdad, su estridencia se convertirá en una gran baza de estilo. Manta y almohadones en color, de Textura. El cabecero y las mesillas de madera, realizados por encargo, son un diseño del estudio Dalla Polvere.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Un dormitorio actual y curvilíneo

Uno de los recursos para lograr un dormitorio delicado es huir de las líneas rectas. Hay más opciones además de las cómodas curvilíneas y ornamentadas inspiradas en el estilo rococó. Apuesta por mobiliario de diseño moderno que suavice las esquinas. Adereza el conjunto con telas ligeras, una manta de plumas y almohadones mullidos. Colección Ixen, de Carré: mesilla de dos cajones y cama con cabecero de piel. Disponible en varios acabados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Un dormitorio fresco y delicado

Consigue un resultado seductor con rosas suaves y malvas, colores muy apropiados para el dormitorio ya que resultan estimulantes y relajantes a la vez. ¿Piensas utilizarlos en las paredes? Ten en cuenta que los tonos pálidos pueden parecer intensos si ocupan todo el espacio. Garantízate el éxito de la composición con una pieza de capricho como esta mesilla, de Diedro. Cabecero tapizado con poliéster de charol, banco y cojines, de venta en Gastón y Daniela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Detalles prácticos y decorativos

Completa la zona de vestidor con una silla o butaca y un perchero en el que colgar el vestido recién planchado con el que vas a salir de casa. Y por supuesto, no debe faltar un espejo de cuerpo entero en el que compruebes con detalle de pies a cabeza que estás impecable. Espejo, de Triggo. Silla Grace, de la firma Pedrali.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Complementos decorativos en el dormitorio

Utiliza accesorios que te faciliten el día a día, como complementos decorativos. Un espejo, una lámpara o unas cabezas de maniquí para los gorros o tocados que más luces pueden compartir protagonismo con un arreglo floral. Cabezas, de Anmoder. Espejo ovalado, de La Pepa. Flexo, de Olofane. Tocados, de Fátima de Burnay, de venta en Kala.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Adapta muebles con ingenio

Cambia el chip y traslada junto a la cama un mueble concebido para otra zona. Un chifonier, una lámpara de pie escultórica o, como en este caso, unas mesas auxiliares tipo nido. La ruptura de la simetría es ya un plus de originalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios