Crea en el dormitorio un ambiente para soñar

Nos detenemos en todos los elementos que integran la decoración del dormitorio, para que te resulte fácil hacer del tuyo un espacio íntimo y personal. Sigue nuestras propuestas y lograrás un ambiente de ensueño.

image
1 de 12
Recrea una atmósfera relajante

El dormitorio, un lugar íntimo y personal, es la habitación de la casa donde más debes esforzarte por crear un ambiente que potencie el descanso. Decóralo en tonos suaves, y mantén un equilibrio entre el color elegido para pintar la pared y los muebles, las telas y los complementos. Muebles, de El Globo. Ropa de cama, de Abaka.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Tiende a la sencillez

Simplifica la combinación de colores y motivos: parte de una base neutra, con telas lisas en tonos crudos, que aporten claridad y ligereza al ambiente, y añade detalles estampados en un color que contraste. Dormitorio decorado por José Antonio Gómez-Bornes. Muebles, de El Baúl. Cojines, de Casagrande. Cortinas con tela Almendro Lacre, de Icíar de la Concha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Juega con distintas tonalidades del mismo color

Una buena forma de crear un ambiente equilibrado, en el que nada desentone, es utilizar la misma paleta de color para paredes, cortinas y ropa de cama. Recurre a tonos cálidos y serenos, como beis, cremas y tostados: combinan con todo tipo de estilos decorativos y te ayudarán a resaltar las piezas de madera oscura y la textura de las telas. Así se hizo en este dormitorio, en el que, además, para poner un punto de sofisticación, se añadieron complementos en fucsia y chocolate. Cabecero de teca y mesilla. Todo, en El Baúl.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
El cabecero, pieza clave

Ten en cuenta que es uno de los elementos que determina el estilo decorativo del dormitorio. En este caso, con el objetivo de lograr un ambiente sosegado, se optó por un modelo con el marco blanco y el interior tapizado en rafia. El tono natural de esta fibra vegetal encaja a la perfección con la ropa de cama en blanco y en tonos caldero. Otro recurso muy utilizado cuando los metros escasean, es sustituir el cabecero por un zócalo de papel pintado delimitado por una moldura. Los de forja, por su ligereza, también son una buena opción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Si tu dormitorio no es muy grande,

súmate a las últimas tendencias que apuestan por prescindir de cabecero. En su lugar, reviste la pared con un bonito papel o píntala en un color diferente al del resto de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Tamiza la luz

Si tienes un ventanal, recurre a varios estores que puedas abrir o cerrar por separado en función de tus necesidades. Apuesta por diseños sin varillas, tipo paquetto, confeccionados con telas muy ligeras que dejan filtrar la luz tenuemente. Dormitorio decorado por Jordi Tejedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Opta por persianas de lamas

Son perfectas para graduar la luz en las diferentes horas del día. Además de subir y bajar las persianas, el mecanismo regulador permite orientar las lamas para matizar la intensidad de la luz y controlar el grado de visibilidad. Dormitorio decorado por David Outumuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Gana zonas de almacén

El espacio que queda libre debajo de la cama esconde una valiosa zona de almacén que no puedes pasar por alto. La firma Xavier Pujol, con su programa Natur, te ofrece una solución de lo más atractiva y funcional: la cama es un arcón al que se accede elevando el somier. En su interior, podrás guardar desde mantas y colchas hasta la ropa de otra temporada. Pero además, el mueble cuenta con prácticas estanterías en sus laterales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Combina los visillos con cortinas

Para crear un ambiente elegante, combina un visillo de lino o algodón que tamice la luz durante el día, y una cortina opaca que proporcione privacidad por la noche. La elección de las telas dependerá del estilo decorativo de la estancia. Los tradicionales estampados florales o de rayas van muy bien en ambientes clásicos; para dormitorios de líneas vanguardistas, escoge telas lisas; y si buscas una decoración rústica, opta por tejidos provenzales con pequeñas flores. Cortinas y visillos, de Coordonné.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Potencia la luminosidad con telas crudas o blancas

Te proponemos confeccionar los estores o visillos con sunscreen, un tejido que aísla del calor pero no impide el paso de la luz. De esta manera, se consigue economizar energía y reducir gastos de climatización. Está realizado con fibra de vidrio y recubierto de PVC, no se arruga y resulta perfecto para confeccionar estores enrollables o paneles verticales. Otra de sus ventajas es que mantiene una imagen clara del exterior a la vez que protege la intimidad del interior. Estores confeccionados con sunscreen, de Kamp. Ropa de cama, de Abaka.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Fresco y despejado

Para crear profundidad visual y sensación de desahogo, elige tonos neutros para las paredes, el mobiliario y la ropa de cama. El resultado será más sofisticado y elegante si añades elementos en verde oliva; una tonalidad ideal para crear ambientes apacibles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Fresco y despejado

Sitúa las camas adosadas a la pared y coloca una mesilla entre ambas. Para obtener un conjunto armónico, en este dormitorio, decorado por Gabriel Pérez Estrada, se utilizó un alegre tono teja en las cortinas, plaids y cojines, que combina con la madera de olmo del mobiliario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios