Dormitorios con encanto: secretos de alcoba

El dormitorio es la habitación de la casa donde nos sentimos mimados, cómodos y relajados. Por eso, su decoración debe resultar muy personal. ¿Quieres una receta infalible para conseguirlo? Recrea coquetos rincones donde maquillarte, trabajar o leer.

image
1 de 12
Un dormitorio clásico puro

Si te apasionan los ambientes con encanto, las piezas recuperadas y las lámparas de araña, te va a cautivar esta propuesta. Recupera una cómoda vieja con una mano de pintura, sustituye sus tiradores por otros nuevos y complétala con un espejo. ¡Qué acierto!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Detalles vintage para un dormitorio femenino

Si te seduce la tendencia vintage, no dudes en hacerte con el maniquí de pie que viste en aquel anticuario hace algún tiempo. Podrás colgarle al cuello los collares que más te pongas. Junto a un espejo con moldura labrada y un taburete de madera como mesilla, conseguirás esta composición tan especial. Taburete y cuadros de mariposas e insecto palo, de Cucamona. Flexo Tolomeo, de Años Luz. Colcha, de Textura. Plaid, de Antennae.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
¿Tocador o secreter?

¡No es necesario elegir! Quédate con los dos. Esta cajonera antigua tiene capacidad para organizar los productos de cosmética, la bisutería y los complementos más delicados; pero también para clasificar cartas, recibos y otros papeles. Complétala con una butaca confortable y un espejo de mesa. Secreter con cajones similar, de venta en Roche Bobois.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Los espejos son imprescindibles en el dormitorio

Para ver qué camisa combina mejor con el pantalón u observar con satisfacción el resultado final antes de salir por la puerta, un espejo de cuerpo entero es indispensable junto al armario. Fíjate en esta solución, la luna se apoya sobre una estantería baja con cestas para los pañuelos, guantes y collares. Mueble bajo Smådal (50,81 €), espejo modelo Songe (99,90 €), estructura de cama Birkeland (349 €) y cestos Lidan (9,99 €/ cuatro). Todo, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
La tendencia: espejos venecianos

El espejo es una pieza que puede influir en el resultado final de un ambiente. No descuides su diseño y elige un modelo afín con la decoración y, por qué no, inspirado en algún clásico de la literatura infantil, como el de la madrastra de Blancanieves. Los de estilo veneciano, con marcos ornamentados en cristal y tallados con motivos florales o geométricos, resultan muy decorativos. Encontrarás este modelo y otros similares en www.forjabeltran.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Pegatinas decorativas

Hojas, flores, animales o, incluso, objetos decorativos de diseño. Los vinilos son una opción muy interesante para decorar, sin saturar, una pared o una superficie. Ten en cuenta que también puedes pegarlos en el sobre de una cómoda o en un espejo. Echa a volar la imaginación y crea una composición a tu medida. Inspírate en las webs: www.caselio.com, www.myvinilo.com y www.flor4u.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Tocador en esquina

Solidez y encanto caracterizan este mueble inspirado en los modelos de los años cincuenta. Esta mesa con cajones y formas redondeadas puede tener más de un uso en el dormitorio: escritorio, cómoda, tocador... Pon color en las paredes y en los complementos para restar sobriedad y acentuar la inspiración retro de las piezas antiguas, como la jarra de metal o el clásico teléfono de rueda. La pintura de la pared pertenece a la colección Amplitude, de Bruguer (22,95 €/bote de 2,5 litros).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Tocador personal

Quítate de la cabeza la idea de que los muebles de tocador tienen que ser clásicos. Opta por uno actual sin perder el aire de romanticismo que lo caracteriza. Una consola, una cómoda o un escritorio son susceptibles de convertirse en tocadores. Sólo necesitas un espejo y un banco, siila o butaca para empezar tu sesión de maquillaje. No te olvides de la iluminación, una lámpara de mesa o de pie son suficientes. Los cosméticos, perfumes y bisutería, mejor en cajas decorativas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Bolsos y zapatos

El espacio entre columnas o un retranqueo en la pared se pueden convertir en el recurso perfecto para organizar los complementos que uses a diario. Coloca estantes a medida y pinta la trasera en otro color que contraste con el tono utilizado en las paredes. ¿Te gusta el estilo de este dormitorio? Recréalo con complementos retro, una butaca tipo Luis XV y una cama de forja. Los colores gris y fucsia de las paredes pertenecen a la colección Color Mix, de Bruguer (desde 8,60 €/bote 1l.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Detalles bohemios en el dormitorio

Una solución coqueta para contemplar la calle desde la ventana de tu habitación. Se trata de un lugar acogedor para disfrutar a solas con tu libro preferido o en buena compañía. Una colchoneta con varios cojines de distintos estampados, en tonalidades coordinadas, y el resultado será perfecto. En las ventanas, cortinas modelo Plissé, de la firma Gradulux.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
La zona de descanso

A diferencia de los complementos, la cama implica una inversión considerable que se mantendrá en el dormitorio durante años. Para no arrepentirse, lo más práctico es optar por un diseño sencillo, poco marcado, y en un acabado que no canse con el paso del tiempo. Sin embargo, la ropa de cama, más económica, te ayudará a mantener tu dormitorio a la moda y a cambiar de estilo cuando te apetezca. Funda Bramwell, de Laura Ashley (desde 53 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Un rincón especial

Cuando el espacio lo permite, organizar una zona de trabajo o un tocador en el dormitorio es un plus que añadirá encanto. Además, dispondrás de un rincón para tu uso privado. Un escritorio vintage, con cajoncitos donde organizar y guardar todas tus cosas, puede ser la pieza idónea. Si lo revistes en el mismo acabado de la pared, se fundirá con ésta y aligerarás el espacio. Para sentarte, busca una silla que se pueda guardar debajo: así no interrumpirá la circulación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios