Cómo organizar el interior de un armario

Distribuir el interior del armario es esencial para aprovechar mejor las zonas de almacén.

image
1 de 12
Abierto

Si dispones de espacio, haz un vestidor a medida con módulos que se adapten a tus necesidades. Éste, de melamina blanca, combina cajones, zapateros extraíbles, baldas fijas y extraíbles, barras (fija e hidráulica) y rinconero; en 0,90 x 2,30 x 0,55 x 2,50 m en Depalo. Complementos y ropa, de Uma Cuero, Sisley, Benetton, Pedro del Hierro, Cortefiel, Farruxt y Samsonite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Barra

Utilízala para colgar prendas que no deben arrugarse, como las chaquetas. En un mismo módulo puedes combinar una barra corta con baldas donde guardar jerséis, bolsos... De Depalo: barra de 50 cm y balda de 30 x 60 cm. Complementos y ropa, de Uma Cuero, Antonio Miró, Moschino, Geneviève Lethu y Piamonte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Camisero

Las camisas y las camisetas se pueden guardar dobladas. Pero evita hacerlo en huecos altos ya que si apilas demasiadas, su propio peso terminará arrugándolas. Lo ideal es colocar dos o tres prendas en estantes de unos 20 cm de alto. Módulo de roble con posibilidad de incluir cajas camiseras; en 94 x 50 x 64 cm en Verdi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Estantes

En armarios compartidos, son una buena opción para clasificar la ropa que pertenece a cada persona y evitar “invasiones” del espacio de almacén común. Para mantener la ropa en buen estado, agrupa camisetas, jerséis y camisas y guárdalos en estantes distintos. Módulo de melamina, en 91 x 58 x 43 cm en Kantú.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Cajones

Tienen la ventaja de que protegen del polvo todo lo que almacenas dentro. Además puedes optar entre un frente macizo o de cristal para localizar de una ojeada su contenido. Los que son altos vienen bien para guardar sábanas, mantas o el edredrón durante el verano. Cajón de melamina, en 1,43 x 0,58 x 0,37 m en Kantú.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Planchero

La plancha te dará menos pereza si la tabla está a mano en el mismo armario y sólo tienes que abrir un cajón para acceder a ella. Tabla de planchar plegable y frente de cajón para ocultarla en melamina, en 45 x 15 cm. Todo, de venta en Depalo. El precio puede variar en función de la ubicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Extraíble

Este tipo de módulos te permiten acceder con comodidad a lo que guardas al fondo. Como este cajón de melamina: al tener compartimentos, mantiene en orden lencería, cinturones o bisutería sin que se desorganicen al abrirlo; en 90 x 60 x 15 cm y pantalonero. Todo, en Metropolitan Closet Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Barra hidráulica

Resulta indicada para armarios de un cuerpo; como se fija en la parte más alta, casi a la altura del techo, el espacio que queda debajo se puede aprovechar al máximo. Pese a lo que pueda parecer, resulta fácil colgar y descolgar las perchas, ya que incorpora un tirador que acerca y aleja la barra sin esfuerzo; entre 0,83 y 1,15 m en Depalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Frentes de cajones

En el mercado encontrarás opciones a la medida de tus necesidades. El cristal aligera el espacio y permite localizar lo que guardas dentro de un vistazo; pero como su interior queda expuesto, sólo es recomendable para amantes del orden. El cristal al ácido también resulta ligero y es más discreto. La melamina permite hacer combinaciones de color y la madera da sensación de calidez. Cajón con frente de cristal, de 50 cm en Depalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Corbatero

En el rincón coloca un módulo con poco fondo; así no chocará con los cajones cuando los abras. Aquí se eligió un corbatero y se situó a media altura para ubicar debajo un carrito; como éste tiene ruedas, basta con desplazarlo para abrir los cajones. Corbatero con baldas de cristal, en 0,18 x 0,22 x1,38 m en Casa Berloni. Corbatas, de Lester.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Módulos con guías

Los accesorios extraíbles permiten distribuir mejor el espacio. Por ejemplo, este pantalonero aprovecha el fondo del armario pero sólo ocupa el ancho de un pantalón lo que permite alternarlo con baldas para situar jerséis o zapatos. También encontrarás zapateros extraíles que se colocan en los laterales del armario, corbateros, módulos con pinzas para colgar pañuelos, etc. Pantalonero en Casa Berloni. Pantalón, de Lester.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
De dos cuerpos

Planifica bien el interior para no desperdiciar ni un milímetro. Esta distribución resulta muy práctica: en la parte superior se ha colocado una barra hidráulica que recorre los dos cuerpos; uno se dejó diáfano para colgar abrigos y prendas largas. El otro incluye un estante y una cajonera con cajones de distinto tamaño. Por último, se colocó un práctico zapatero extraíble que permite acceder fácilmente a los zapatos. Silla y cojín de Sybilla, en Baus Design.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa