Clasifica y ordena la ropa

Haz de tu armario o vestidor un espacio más práctico. Por pequeño que sea, con una organización mejor lo conseguirás.

image
1 de 10
Reserva un hueco

de tu armario para almacenar los zapatos; busca soluciones que te permitan guardarlos de manera ordenada y limpia. Una buena idea es colocarlos en cajas transparentes que dejen el contenido a la vista. Las de la foto, además, al ser de apertura tipo cajón, se pueden apilar y abrir sin necesidad de moverlas. Si no tienes cajas suficientes, utilízalas para guardar el calzado de temporada y pon el resto en los estantes altos. Cajas de metacrilato en Ordenatrium. Los zapatos son de Accesorize.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Para que cada cosa permanezca en su sitio,

es importante que tu vestidor cuente con barras para colgar, cestas o cajas, estantes y cajones. Pero ten en cuenta que estos últimos encarecerán el precio final de tu armario. Una alternativa mucho más económica son los organizadores de tela que se cuelgan de la barra y que sirven para ropa, zapatos o accesorios; en 0,30 x 1,26 x 0,30 m y cajones, en Ordenatrium.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
¿No sabes dónde guardar todos tus bolsos?

Normalmante los amontonamos en el interior del armario, robando un valioso espacio de almacén a las baldas. Una idea muy práctica es fijar en el techo un soporte que admita varios bolsos y así poder destinar los estantes a otras prendas y complementos. Colócalo en un lado para que al abrir las puertas puedas acceder cómodamente a la ropa. Soporte con cuatro ganchos en Metropolitan Closet Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Clasifica la ropa por tamaños

y asigna a cada tipo un lugar determinado dentro de tu armario. No olvides prever un sitio para un pantalonero extraíble; un detalle imprescindible para optimizar el espacio, colgar estas prendas sin que se arruguen y acceder a ellas rápidamente. Pantalonero, de Nova Armarios, con capacidad para 15 pantalones en Anaquel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Reserva una zona para cajas;

en ellas podrás agrupar la ropa de otra temporada. Conviene también que dejes un espacio amplio con cajones más largos de lo normal para la lencería de hogar. Cajas en Ordenatrium. Armario, de Metropolitan Closet Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Guarda las camisas y jerséis en bandejas extraíbles;

permiten localizar todo al primer vistazo. Procura no colocar más de tres prendas en cada estante para que las pilas se mantengan intactas. Bandejas, de la firma Nova Armarios en Anaquel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Una buena solución

para aprovechar hasta el último rincón de tu armario es convertir el interior de las puertas o los laterales en improvisadas zonas de almacén. Utiliza accesorios para colgar corbatas, cinturones o piezas pequeñas como pañuelos, bufandas o collares; así evitarás que acaben perdidos y olvidados en el fondo de un cajón. Accesorio extraíble con ganchitos en Metropolitan Closet Company. La ropa es de Sisley y Caramelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Si vas a encargar un módulo de estantes

-perfectos para bolsos, sombreros y prendas dobladas-, procura que no sea muy profundo, para que te resulte cómodo ver lo que contienen. En caso contrario, coloca en primer término las piezas que te pongas más a menudo. Clasifica los bolsos por tamaños y colores y los sombreros en sombrereras o, si no cuentas con mucho espacio, ponlos unos sobre otros. Composición, de Nova Armarios, en Anaquel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Para los zapatos,

destina la zona inferior del armario. Puedes colocarlos simplemente en el suelo, bajo las barras de colgar, o decidirte por alguna de los múltiples soluciones que existen para ordenarlos. En este caso, se optó por un sencillo zapatero metálico distribuido en dos filas. Para combatir los malos olores, las bolitas de madera perfumada son muy eficaces. Cesta y zapatero en Anaquel. Ropa, de Sisley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Los cajones compartimentados

son ideales para mantener ordenados pequeños complementos como corbatas, calcetines, cinturones o ropa interior. En el mercado encontrarás separadores de metacrilato, en distintas medidas, con los que podrás dividir los cajones. Separador para un cajón de 45 cm de profundidad en Metropolitan Closet Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa