Armarios y vestidores

Si estás pensando en renovar las zonas de almacén de tu dormitorio, en estas páginas encontrarás un abanico de buenas ideas para que rentabilices mejor el espacio.

image
1 de 7
Armario hecho a medida

Se trata de la mejor opción para aprovechar el espacio al máximo pues el armario se adapta a las características del hueco que tengas. Aquí se instaló a los pies de la cama, junto a la puerta del baño. Para integrarlo mejor y restarle peso visual, se eligió del mismo color que los revestimientos y la carpintería, y se optó por puertas y cajones sin tiradores. Es un diseño del arquitecto Javier Clarós.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Armarios exentos en esquina

Uno junto a la entrada, con puertas de cristal que multiplican el espacio visual y son muy prácticas para verse de cuerpo entero. Otro, perpendicular adosado a su costado, delante de la cama. Precisamente, para no entorpecer el paso hacia ésta, las puertas se eligieron correderas. De venta en Ikea: con frentes de cristal, de 1 x 0,60 x 2,36 m (desde 192 €) y de espejo, de 1x 0,60 x 2,36 m (similar desde 489 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Vestidor modular

No descartes la idea de disfrutar de un vestidor; con módulos y accesorios puedes montar uno en un cuarto de tu casa o en un rincón de tu dormitorio. Aquí se colocaron dos baldas Lack, de 1,10 x 0,26 m (9,99 € c/u) en esquina, que hacen las veces de altillo; además, de una de ellas cuelga una barra para la ropa larga. Y para las prendas dobladas, dos estanterías en los laterales; son el modelo Expedit, en 1,49 x 0,40 x 1,49 m (89,9 € c/u). Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Armario empotrado

Es el armario por excelencia, con el que se saca más partido al espacio y el que permite una mejor distribución. En dormitorios de planta regular lo más adecuado es situarlo en un lateral, de pared a pared, y planificar su interior según tus necesidades. La decoradora Mercedes Postigo diseñó el de la foto con puertas correderas con grandes cuarterones de cristal opaco; el interior lo organizó con dos barras (una en la parte superior y otra en la inferior) para colgar ropa corta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Armario bien estructurado

Si sólo tienes un armario, la distribución interior debe estar pensada al milímetro, e incluir módulos para todo tipo de prendas y complementos. Esta estructura, en melamina de peral, incluye dos cuerpos simétricos con barras, cajoneras, bandejas, baldas y altillos. De la firma Imor, en 2,80 x 0, 55 x 2,60 m (1.898 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Armarios exentos puertas correderas

En este dormitorio una distribución poco convencional permitió crear una práctica zona de vestidor: el armario se ubicó en la pared que tradicionalmente se destina al cabecero y, frente a él, se colocó un pequeño sofá y un espejo en la esquina. Como el espacio para abrir las puertas era escaso, las hojas se eligieron deslizantes. Armario de puertas correderas, de cristal opaco, en 1,50 x 0,66 x 201 m; en Ikea cuesta 369 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Armario pequeño auxiliar

En lugar de una cómoda baja, puedes colocar un pequeño armario exento que te sirva como desahogo.Tienes modelos muy completos; éste dispone de barra para la ropa larga, zapatero, baldas extraíbles y cajonera. Armario en 1,02 x 0,55 x 1,83 m, de Banak Casual (838 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios