¿Tienes la cama que te mereces?

Si solo piensas en volver a la cama, quizá tu sueño, además de escaso, sea pobre. ¿Cómo duermes?

image
Hearst

Un capítulo más de esa serie que te fascina o un último vistazo a lo que se cuece en las redes son hábitos que no ayudan. Las pantallas de móvil, tableta y ordenador emiten una luz azul que llega a las retinas. Éstas activan las células ganglionares, que envían al cerebro la señal de que hay luz natural, con lo que el ritmo circadiano se altera. Establecer una rutina es clave para conciliar el sueño. Cena pronto y evita las grasas, para facilitar la digestión, y crea un ritual que identifiques con ir a dormir: lavarte los dientes, leer…

La Clínica del Sueño Estivill recomienda tomar:

- Leche con miel. El remedio casero de nuestras abuelas se sostiene sobre una base científica. La leche contiene un aminoácido, el triptófano, que induce el sueño. Y la miel es un hidrato de carbono que facilita que este aminoácido llegue al cerebro.

- Valeriana. Ayuda a estabilizar el ciclo del sueño, pero hay que ser constantes, ya que sus efectos no se notan nada más tomar una tacita. Habrá que esperar a que pasen unas tres semanas de ingesta diaria.

- Melatonina. Es la hormona que libera nuestro cerebro a partir del triptófano y que, entre otras funciones, ajusta los ciclos de sueño y vigilia. Se usa en tratamientos contra el insomnio en dosis autorizadas de 1,9 mg. Además de la leche, el arroz, la avena, el plátano y el maíz contienen triptófano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estructura de cama

Los tonos azules, verdes y neutros propician una atmósfera serena. Otro aspecto esencial es
el orden: un dormitorio caótico tiene tantos estímulos visuales que te costará tranquilizarte. De Ikea: estructura de cama Gjöra, en 160 x 200 cm (295 €). Funda nórdica Ängslilja, con 2 fundas de almohada (29,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ropa de cama

Según el feng shui, la cama se debe adosar a la pared. Propiciar un ambiente saludable es clave. El lino regula la temperatura corporal, elimina bacterias y hongos y es un antiséptico natural. De la firma Magic Linen: funda nórdica (entre 92 y 184 €), sábana bajera ajustable (desde 59 €) y funda de almohada (desde 15 €).

Realización y foto: Paulina Arcklin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Organiza un entorno eco-friendly

Utiliza pinturas de pared con el certificado Ecolabel y productos respetuosos con el medio ambiente. En la imagen, ropa de cama de Lo Mónaco, con el sello Öeko-Tex Eco Standar 100, que garantiza la ausencia de sustancias nocivas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Camas japonesas

Nada de estrés. Para un sueño de calidad, ponte en estado zen. Las camas japonesas se asientan sobre una estructura sólida. Cama Hjärtelig/Malfors, con plataforma de pino y colchón de espuma (365 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Colchón

Colchón Hidrasund, con 5 zonas de confort que alivian presiones en hombros y cadera; en 160 x 200 x 33 cm (799 €). De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Absorbe el exceso de calor

Una temperatura muy elevada dificulta el descanso. El colchón Sensation Luxe, de Tempur, incorpora la tecnología CoolTouch, que absorbe el exceso de calor. Se vende en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En verano e invierno

Los problemas de sueño no conocen estaciones. La tapa de este colchón es desenfundable y reversible, con cara de verano e invierno (685 €). En PortobelloStreet.es.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios