Cómo decorar la pared de detrás de la cama

Es el primer punto en el que nuestros ojos se fijan al entrar en un dormitorio. Préstale la atención que se merece.

image
1 de 11
Mirar el paisaje

Un papel pintado impreso con una fotografía (como este, el modelo Crisp Pines Forest de Murals Wallpaper) dejará a todo el que entre en tu dormitorio con la boca abierta. Si, además, eliges un paisaje que te relaje, te pronosticamos unos sueños muy dulces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Súbete por las paredes

Una forma sencilla, elegante y muy estética de decorar la pared de detrás de la cama es continuar el suelo (con el mismo material o similares) por ella. En el dormitorio de la imagen se ha empleado un recubrimiento cerámico similar a la madera de Roca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Subir los colores

La pintura siempre es una buena opción, pero no caigas en convencionalismos. Arriésgate y prueba cosas nuevas, como esta pared bicolor que propone la marca Burguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Cabecero con personalidad

Si el cabecero de tu cama ya tiene bastante presencia (como es el caso de este acolchado de formas redondeadas de La Redoutte), añade una decoración muy sutil para no recargar más el ambiente y no quitarle protagonismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Sumar fuerzas

¿Tienes una pared en tu dormitorio muy interesante? Coloca contra ella la cama para atraer todas las miradas hacia allá. En la imagen, una propuesta de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Idea brillante

Estas letras luminosas de Maisons du monde no dejarán indiferente a nadie. Te recomendamos combinarlas con un cabecero más sobrio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Papel protagonista

Coloca un papel pintado con estampado geométrico solo en la pared de detrás de la cama y deja el resto en blanco. En la imagen una propuesta (que debes copiar) de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Sacar provecho

Si tienes un murete en tu dormitorio, acerca a él la cama y utilízalo como mesilla y como espacio para exponer arte y accesorios decorativos. Este de la imagen se ha pintado con un gris oscuro de JOTUN.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Arte a lo grande

Hazte con un lienzo o una fotografía de grandes dimensiones y sitúala justo detrás del cabecero (o como cabecero). El cambio será inmediato. En la imagen, una propuesta de La Redoutte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
¡Hagan juego!

Lleva la idea anterior un paso más allá utilizando el mismo estampado en el papel pintado y en los cojines de la cama. En este dormitorio, papel y tela modelo Fair Isle de Thibaut, en Trade Routers. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Dormir con arte

También puedes recurrir al elemento que ya se ha convertido en un clásico: la galería de arte. Asegúrate de tener obras de formatos y tamaños diferentes (pero todas conectadas por temática, colores o enmarcación, como en esta imagen de Ikea). ¡Éxito asegurado!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios