Un dormitorio con espíritu juvenil

El mobiliario total white predominante en esta habitación se animó con el aporte multicolor de los complementos que la llenan de energía.

Mantener el orden en su habitación es esencial para que las horas de estudio den su fruto. María L. Montero distribuyó el espacio en zona de descanso, de estudio y almacenamiento con mobiliario básico. El convencional cabecero se ha sustituido por un zócalo pintado en un suave tono gris que armoniza con las alfombras a ambos lados de la cama y con la fotografía de gran formato llena de glamour. Alfombras, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los textiles, a todo color

Apostar por un mobiliario en blanco es un acierto seguro, pero puede resultar un tanto anodino. Para romper esa monocromía conviene derrochar color en los textiles y en la decoración, como se hizo en este dormitorio. La cama, de 90 cm, está custodiada por una librería y un escritorio en uno de los lados y una mesilla y un espejo a su medida, en el otro. Librería y escritorio, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles coquetos

Colocar la mesilla cerca de la cama resulta práctico para tener a mano un libro, un vaso para calmar la sed nocturna, la lámpara... o el móvil. Ésta, de líneas sencillas, se torna coqueta con su tirador calado en forma de corazón. Mesilla y flexo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines

El amplio colorido del edredón facilita la elección de los cojines, que sin ser exactamente iguales a él, armonizan en los tonos. Ropa de cama, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ropa de cama, a juego

Edredón patchwork multicolor (99,99 €) y funda
de cojín (17,99 €) realizado en algodón y lino; todo, de la firma Zara Home Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con cajón y más

Para tener a mano todas sus cosas, esta mesilla de noche de madera maciza es de Flexa (185 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de distribución

1. RINCÓN DE ESTUDIO. Cerca de la ventana se dispuso la zona de trabajo formada por un escritorio, una silla y, a continuación, una estantería pegada a la cama.
2. ZONA DE DESCANSO. En el centro de la habitación se colocó la cama con estructura en blanco, a juego con el resto del mobiliario. A ambos lados, en el suelo, se dispusieron dos alfombras similares con motivos de estrellas en las que su dueña, cuando termina su tarea, escucha música, lee o charla con sus amigas.
3. ALMACENAMIENTO. A la entrada, en la pared del rincón, se colocó el armario ropero, también en blanco y de líneas rectas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Dormitorios