Más de 20 ideas para organizar el armario

Indispensables para organizar ropa, complementos y calzado, la capacidad de los armarios depende, en gran medida, de una organización racional que permita rentabilizar su espacio.

La clave a la hora de elegir un armario consiste en analizar cómo son tus prendas. Separa las que se doblan de aquellas que se cuelgan. Si tienes muchas de las primeras, es obvio que necesitarás baldas y estantes. En cuanto a las segundas, pon a un lado las largas, como vestidos y abrigos, y a otro las cortas. ¿Predominan éstas últimas, como blusas y faldas? Entonces, organiza una zona de colgar con dos barras, una debajo de otra, y rentabilizarás el espacio.

Agrupar las prendas por categorías es fundamental. Si sabes que a la izquierda guardas las camisetas, no tendrás que perder tiempo pasando una a una las perchas de todo el armario hasta dar con la que buscas. Y es que la visualización del contenido es básica. Los accesorios extraíbles —baldas, cestas, pantaloneros, barras perpendiculares a las puertas del armario en lugar de paralelas…— traen ante tus ojos todo lo que, de otra manera, te obligaría a agacharte o a bucear entre un lío de mangas, faldas y pantalones.

Recurre a elementos que te ayuden a mantener en su lugar lo que guardas. Ten en cuenta que un armario desordenado, es un armario desaprovechado. Cajas y cestas en las baldas, así como organizadores internos en los cajones, impiden que complementos como collares o guantes se muevan y se mezclen entre sí cada vez que abres o cierras. Por último, analiza la luz. Los sistemas de iluminación interior, con leds en baldas y barras que apenas generan calor y que se activan solos al abrir la puerta, evitarán la desazón que supone sacar en la oscuridad del invierno lo que creías que era una blusa para descubrir que es un pijama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Librerías decoradas

¿Qué te parece cerrar el balcón y transformarlo en vestidor? Distribuye su interior con barras para colgar ropa y estantes. Aquí, zapatos y sombreros se organizan en librerías decoradas con molduras de PVC, de Leroy Merlin, fijadas con cola. Cajas, de Zara Home. Cuadro, de Alejandra Duarte

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor con puertas correderas

Algunas viviendas incluyen una habitación tan pequeña que apenas queda espacio para colocar en ella una cama individual. Una opción consiste en rentabilizarla como vestidor. Lo ideal es planificar su distribución en forma de U, con puertas correderas que se empotren en la pared para no perder espacio de almacenaje. Y un interior con zapateros, barras y baldas de suelo a techo. Proyecto, del estudio de Mamen de la Concha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor con cómoda

El concepto de vestidor es el de un espacio abierto en el que es fácil elegir tu estilismo porque ropa y complementos quedan a la vista. Una idea que se puede lograr con una estructura fijada al muro. El riel de suspensión Algot permite modificar la posición de zapateros, barras, estantes y cestas, a medida que añadas o restes prendas. Este vestidor se completa con la cómoda de 6 cajones Malm; sus medidas: 160 x 48 x 78 cm (119 €). Riel, en 190 x 40 x 196 cm (213 €). Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baldas inclinadas con topes

Adecuar a las necesidades de quien lo utiliza. Aquí, la pasión por el calzado llevó a destinar la mitad del espacio a baldas inclinadas que exhiben todos los pares. Los topes impiden que ninguno se caiga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zapatero de hormas extraíble

La división del espacio en estantes facilita la clasificación de las prendas y, por tanto, su localización cuando hace falta. Baldas (desde 10 €/ 2 unid.). Cajones (60 €/2). Zapatero de hormas extraíble (39,95 €). Todo es de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario lacado en blanco

Fundamental: que el interior esté compartimentado. Cajas y cestas ayudan a distribuir mejor lo que guardas en ellos. Armario, en 150 x 50 x 185 cm (719 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Laterales perforados

El contenido de un armario puede variar con el paso el tiempo. Sé previsora e incluye laterales perforados que te permitan modificar la altura de los estantes. Cada uno de estos módulos ofrece múltiples opciones para rediseñar su interior. Es un proyecto de 2Arquitectos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armarios empotrados

Lo que podría haber sido una zona anodina se ha convertido en un espacio atractivo. Los armarios empotrados de la izquierda, con frentes blancos, contrastan con el diseño exento, en roble, de la derecha; sus patas esbeltas y las múltiples puertas y cajones, aportan carácter al vestidor. Diseño
de Laura Terés, realizado a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario con frentes de madera con lamas

En decoración existen dos opciones para un armario: convertirlo en un elemento con interés o tratar de que pase desapercibido. El de la imagen corresponde a la primera categoría. Sus frentes de madera con lamas en los laterales, sumados a las puertas centrales con espejos de media luna que forman un óvalo, atraen todas las miradas. Interiorista, Belén Ferrándiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario de pared a pared

Este armario, de pared a pared y de suelo a techo, se situó detrás del cabecero, con espacio suficiente para acceder a la ropa. ¿El resultado? Tumbados, desaparece de la vista y el dormitorio parece más despejado. Pero, al entrar en la habitación, sus originales frentes enmarcan la cama y la realzan. Es un proyecto de Johannes Kiefer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario en forma de casa

Su forma de casa con tejado a dos aguas atrae la atención. ¡Por no hablar de las puertas, decoradas con un mapa! Armario, de Little Nice Things (399 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario de frentes blancos

En una ojeada rápida, estos frentes blancos se podrían confundir con la pared del dormitorio. Las puertas lisas y sin tiradores -los sistemas de apertura por presión los hace innecesarios-, son un ejemplo de camuflaje decorativo. Incluso las separaciones entre los cuerpos podrían pasar por las juntas de paneles de madera de una pared machihembrada pintada en color blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cajones estrechos

Algunas prendas, como la lencería y los calcetines, apenas necesitan espacio. Tenlo en cuenta a la hora
de planificar el interior de tu armario: en cajones independientes y con poco altura quedarán a la vista y se mantendrán mejor ordenados. Armario a medida modelo Indian Oak, de la firma Schmidt Cocinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barra abatible

De almacén en el armario o el vestidor consiste en instalar una barra lo más cerca posible del techo. Eso sí, es necesario que sea abatible para bajarla a una altura cómoda cuando accedamos a las prendas que se cuelgan en ella. Colgador abatible para armarios de 70-90 cm (41 €). Es de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Minijoyero con gancho

Minijoyero con gancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Joyero

Mantén en orden el vestidor. Agrupa y guarda por separado joyas y otros accesorios pequeños. De Primark, soporte Pretty Little Things para joyas (7 €) y caja redonda (4 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Perchero con ruedas

Necesitarás accesorios específicos para organizar las prendas. De Howards Storage World: perchero metálico, en 91 x 46 x 190 cm (160,95 €); cajas de tela (desde 9,95 €); cestas (desde 5,95 €); y organizador colgante para armarios que tienen pocas baldas (17,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cesta verde

Cesta (38,90 €) de Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Percha en forma de flor

Con ella, ningún pañuelo se resbalará. Percha en forma de flor forrada con piel de melocotón. Para hasta 12 pañuelos (4,95 €). De Howards Storage World.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Percha para corbatas y cinturones

Corbatas y cinturones tienen cierta complejidad. Las primeras se resbalan, y los segundos se enganchan. En esta percha, las corbatas se enrollan y los cinturones se cuelgan por las hebillas. De la firma Umbra (10 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cajas transparentes

La solución perfecta para apilar el calzado. Las cajas transparentes exponen el par que guardan en su interior, y su apertura tipo cajón permite acceder a los zapatos desde el frente. De la firma Jocca (11,90 €/2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vinilo para fijar en la puerta

Nadie tendrá dudas sobre cuál es tu armario. Vinilo para fijar en la puerta, disponible en varias medidas y 49 colores. En 18 x 50 cm (8,10 €). Se vende en www.tenvinilo.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tiradores étnicos

El diseño étnico y la textura de las cuentas harán de tu armario un diseño muy personal. Tiradores (6,23 €). En Monty's Vintage Shop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Corazones de madera

Para colgar de los pomos. Anúdalos y evitarás que se caigan cuando abras la puerta. Corazones de madera, de Primark (3 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Detalles